| 1/21/2019 8:28:00 PM

Venezuela: campeón mundial en incrementos salariales… e inflación

Maduro ha subido el salario mínimo 26 veces. Mientras tanto, los analistas anticipan un millonario aumento en los precios de 2019.

El gobierno venezolano no solo está batiendo récord en materia de inflación, tras alcanzar un crecimiento en los precios al consumidor de 1,7 millones por ciento en 2018. Ahora también está a punto de confirmarse otro hecho histórico: que en solo seis años de gobierno, el presidente Nicolás Maduro ha decretado en 26 oportunidades un aumento en el salario mínimo de los venezolanos y con los que podría decretar este año, la inflación llegará a 10 millones por ciento.

Los dos temas están íntimamente ligados y se han convertido en un círculo vicioso: el gobierno aumenta el salario mínimo con la expectativa de que los venezolanos no pierdan su poder adquisitivo, pero por la frecuencia con la que se decretan estos aumentos, la deficiente política monetaria y la emisión de dinero inorgánico se vuelve a disparar la inflación y de nuevo se quedan sin capacidad de compra.

Lea también: Quedarse en Venezuela y prosperar gracias al chocolate

Un reporte del diario El Universal de Caracas hizo las cuentas de los aumentos salariales que ha decretado Maduro desde su llegada al poder el 13 de abril de 2013, hasta comienzos de enero.

De acuerdo con periodistas del diario, el mandatario ha decretado en promedio 4 aumentos salariales al año pues hasta el momento ya son 26 las ocasiones en las que se han anunciado los aumentos. Esta decisión populista de aprobar aumentos salariales tan frecuentes se ha convertido en una verdadera trampa para la economía venezolana, que el año pasado cayó 18 por ciento y este año, de acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional, podría caer de nuevo no menos de 10 por ciento.

También exhibe el afán del mandatario de tratar de solucionar el rampante aumento en los precios de los productos apelando a las mismas fórmulas que han confirmado su fracaso. En otras palabras, Maduro sigue buscando resultados distintos haciendo las cosas de la misma forma siempre.

Lea también: De Venezuela a Venechina

Pero las erráticas decisiones no son solo de autoría de Maduro. Durante el gobierno de Hugo Chávez, aunque los hubo resultados económicos no fueron tan desastrosos como los que exhibe hoy la economía venezolana, también se apeló a los frecuentes aumentos salariales para tratar de contener la inflación. En las cuentas de El Universal, queda claro que durante el gobierno de Chávez, que estuvo 13 años en el poder, se realizaron 21 aumentos salariales.

El diario señala que en la primera parte del gobierno, entre mayo de 1999 y el mismo mes de 2007 se aprobaron 12 aumentos salariales, y posterior a la reconversión monetaria de 2008, que le quitó tres ceros al bolívar, fueron decretados otros 9 aumentos hasta el primero de septiembre de 2012.

La principal diferencia es que Maduro ha hecho más aumentos salariales en 6 años de los que hizo Chávez en un poco más del doble de tiempo que estuvo en el poder. Pero, ¿qué explica esta obsesión del gobierno chavista por controlar los efectos de la inflación aumentando los salarios? Lo que muchos opositores venezolanos señalan es que el gobierno vecino ha insistido en apagar el fuego poniendo más gasolina.

Lea también: ¿Qué países ganaron la lucha contra la inflación en 2018?

Y en el caso de Maduro, la gasolina la ha puesto con mayor frecuencia. De acuerdo con El Universal, solo en el primer año de gobierno Maduro subió el mínimo tres veces, en 2014 volvió a hacerlo en tres ocasiones, en 2016 lo subió cuatro veces mientras que en 2017 lo hico cinco veces.

El año más complejo en esta materia fue el 2018, cuando subió seis veces el salario, la devaluación de la moneda llegó a nuevos máximos y el gobierno tuvo que lanzar en agosto un nuevo plan económico para reactivar la producción, que volvió a fracasar. En el plan, se decretó un recorte en el número de ceros de los billetes, que generó gran confusión entre los venezolanos pues mientras todos los expertos recomiendan que en cambios monetarios se deben hacer recortes de a tres ceros, en este caso la decisión fue quitar cinco ceros. Esto provocó un caos total. Con el cambio, se aprobó que el salario mínimo de los venezolanos sería de 1.800 bolívares. Sin embargo, para diciembre la capacidad de compra había caído nuevamente y se decretó entonces un aumento del 150 por ciento y pasó a 4.500 bolívares.

El 2019 les llegó a los venezolanos con una nueva sorpresa: el aumento salarial del 300 por ciento a partir del 15 de enero. Un día antes, durante la ceremonia en la que Maduro se juramentó para un nuevo periodo presidencial, lanzó el Plan de la Patria para el periodo 2019 hasta 2025 y anunció un aumento del 300 por ciento en el mínimo, que ahora pasa a 18.000 bolívares. Esta cifra supera en 900 por ciento a la de agosto, el primer aumento decretado luego de que se recortaran cinco ceros a la moneda.

Lea también: Maduro versión 2.0: a gobernar con hiperinflación e ilegitimidad

El gobierno sigue justificando la millonaria inflación en el ‘enemigo externo’ es decir factores como la guerra económica, la persecución política, el aumento del dólar paralelo y la especulación.  

Las erráticas decisiones del gobierno Maduro tienen al país la deriva en materia económica. Cada nuevo anuncio por controlar la inflación se convierte en una decisión más caótica que la anterior.  Mientras tanto, los analistas hacen nuevos cálculos sobre las cifras históricas del aumento en precios que este año exhibirá Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

EDICIÓN 558

PORTADA

Cannabis medicinal: Colombia se vuelve potencia

Esta es una oportunidad dorada para que Colombia se convierta en uno de los mayores proveedores del mundo. Quiénes están detrás de estas inversiones y cómo crece el negocio.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.