| 11/30/2017 12:01:00 AM

FMI pide a los emergentes utilizar la recuperación para disminuir desigualdad

El Fondo Monetario Internacional señaló que ahora que es evidente la senda de recuperación económica global, es momento para que los países emergentes implementen reformas que les permitan reducir la desigualdad.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una de las grandes diferencias entre los países desarrollados y los emergentes, incluída Colombia, es la redistribución de los ingresos que reduce la desigualdad de los mismos.

La entidad advirtió que si bien todos los países tienen una desigualdad similar en los ingresos antes del pago de impuestos, después de los mismos los países emergentes logran cerrar marginalmente dicha brecha mientras que los países avanzados hacen un mayor esfuerzo por equilibrar las condiciones de sus habitantes y demuestran que, en efecto, es posible generar un crecimiento sostenido e incluyente.

Recomendado: ¿Llegó la hora de romper la regla fiscal en Colombia?

Sin embargo, el FMI también reconoció que no existe una fórmula que funcione igual para todos los países y que al aplicar todos, les permita obteenr los mismos resultados en reducción de la desigualdad. Lo que sí destacó en su más reciente Monitor Fiscal es que existen por lo menos tres áreas de la Política Fiscal en las que cada país puede realizar reformas según sus finanzas para cerrar brechas.

La primera estrategia son los impuestos progresivos que, según los cálculos del mismo FMI, disminuyeron para la renta de personas naturales en el promedio de países de la Ocde desde las décadas de 19870 y 1980 al pasar de 62% para el grupo de mayores ingresos en 1981 hasta 35% en 2015.

En ese sentido, el multilateral advirtió que los países tendrían mayor espacio para medidas como el incremento en la tasa impositiva a sus habitantes con mayores ingresos o reducir las exenciones a las que estos tienen acceso, para generar un esquema de impuestos que sean realmente progresivos sin afectar el correcto desarrollo de sus economías.

Puede interesarle: Con llamadas, correos y hasta visitas, Dian recuperó $6 billones de cartera

En segundo lugar, el FMI destacó el debate actual sobre el Ingreso Básico Universal y agregó que aunque no toma partido en dicho debate, sí aporta datos al mismo. Por ejemplo, en una economía desarrollada la aplicación de un ingreso básico universal del 25% del ingreso promedio de sus habitantes le puede significar un costo de 6,5% de su PIB pero, ya que cubre a la población con menos ingresos, tiene un alto impacto sobre el cierre de la desigualdad.

Sin embargo, advirtió que los países emergentes deben evaluar primero sus condiciones para implementar una medida similar a la del ingreso básico universal, con el fin de no desviar recursos que deberían asignarse al cubrimiento de otros sectores sensibles como educación, salud o infraestructura básica.

Por último, el Fondo Monetario Internacional destacó el gasto en salud y educación pues si bien muchos países han avanzado significativamente en ambos campos, las brechas en acceso y calidad entre la población según sus ingresos todavía se mantienen.

Según el FMI, además ambas condiciones permiten uncrementar la expectativa de vida y destacó que "en las economías avanzadas, los hombres con estudios terciarios viven hasta 14 años más que los que tienen estudios secundarios o inferiores". Por lo tanto, un gasto eficiente y equitativo de los ingresos de cada Nación le permitiría mayores inversiones en salud y educación para lograr un incremento de 1,3 años en promedio en la esperanza de vida.

Lea también: La tributaria de 2016 no cumplió: empresas estadounidenses

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?