| 10/31/2018 11:57:00 AM

¿Algo de qué preocuparse con el flujo de caja de las firmas colombianas?

La situación de caja de al menos 50 grandes y medianas compañías a las que le hace seguimiento la firma calificadora Fitch Ratings, es positivo, aunque el margen de maniobra para administrar esta situación es cada vez menor.

Esa es una de las conclusiones del informe “Liquidez de Corporativos Colombianos”, que lanzó esta semana la firma calificadora y que se refiere a 48 compañías entre las que se encuentran ISA, Ecopetrol, Emgesa, EPM, Promigas, Nutresa, Terpel y Alpina.

Según Natalia O’Byrne, directora senior de Calificaciones Corporativas en Fitch Ratings Colombia, es claro que las compañías objeto del análisis han mostrado resiliencia, frente al duro impacto económico de los últimos tres años y a la incertidumbre generada por los necesarios ajustes a la economía colombiana.

Lea también: Fitch es optimista sobre el futuro de la banca colombiana: ¿por qué?

“En los últimos años las empresas afrontaron entornos operativos adversos tanto desde el punto de vista macro como de mercado. A pesar de ello han logrado mantener condiciones de liquidez razonables”, señala. Es claro que el consumo se mantuvo durante estos últimos años resentido por cuenta de varios factores.

Los logros en materia de flujo de caja son evidentes. Por ejemplo, Ecopetrol cerró 2017 con $14,9 billones en caja producto de su operación. Se trató de un récord histórico para la compañía que inició un duro proceso de ajuste por cuenta de la crisis en los precios del petróleo que se precipitó desde 2014.

Según O’byrne de Fitch, estas empresas implementaron estrategias para fortalecer su caja. Dentro de los pasos adelantandas para este fin, lo que más se destaca es que aplazaron planes de inversión, con el fin de no generar presión sobre los resultados.

Además, explicó la analista, muchas compañías hicieron esfuerzos para reducir sus estructuras de costos y gastos y mejorar su capacidad operativa, lo que impactó favorablemente los márgenes.

Por último, lo que pareció ser una regla fue que para la vigencia de 2018, los accionistas, conscientes de la necesidades de darle un respiro a las firmas, decidieron reducir el pago de dividendos, como una forma de potencializar la caja.

“En general, las compañías de este grupo mantienen una posición sólida de liquidez, soportada en una adecuada estructura de capital. Hay que destacar allí, la estructura de deuda de largo plazo con amortizaciones bien distribuidas en el tiempo, y eso hace que su endeudamiento se adecúe a los flujos y que no genere presiones de liquidez”, comentó la analista de Fitch.

Claramente hay desafíos, porque la posibilidad de seguir haciendo ajustes es cada vez menor, pues esa tarea ya se hizo. Eso lo que significa es que ahora la mayor parte de la ganancia en caja debe provenir de los buenos resultados operativos por cuenta de las mayores ventas; cada vez es más evidente que el contexto económico y de generación de actividad económica es vital para recuperar el ritmo empresarial en las próximas vigencias.

Lea también: ¿Cómo terminaron el año las empresas en Colombia y cómo avanza este 2018?

Por eso resulta clave lo que se pueda discutir ahora mismo en el Congreso con la reforma tributaria, pues en el caso de muchas firmas, es claro que las mejoras en flujo de caja, los resultados a los accionistas y los planes de inversión van a depender de que el entorno de negocios sea más consistente.

De esto se desprende que medidas como la reducción en la tarifa de renta o hacer deducibles los pagos de impuestos territoriales como el ICA o de impuestos nacionales como el cuatro por mil, podrían ser medidas positivas para el balance de las compañías.

Las modificaciones al sistema tributario deben tener en consideración que la posibilidad de que las empresas se sigan ajustando es cada vez más reducida y por eso, la esperanza en el futuro está en que realmente la economía se reactive y ofrezca mejores condiciones para los negocios. Ese es el dilema ahora.

Le recomendamos: La jugada maestra de Ecopetrol así logró un margen Ebitda de 50%

Lea el informe completo de Fitch sobre el flujo de caja en las empresas colombianas.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.