| 4/20/2017 4:49:00 AM

Sacyr se queda con la vía Cúcuta - Pamplona

La autopista tendrá 62 kilómetros con doble calzada, incluirá seis túneles y permitirá alcanzar 80 kilómetros por hora como mínimo.

Sacyr se queda con la vía Cúcuta - Pamplona

La española Sacyr obtuvo la concesión para construir la vía de cuarta Generación (4G) entre Cúcuta y Pamplona, Norte de Santander, con una inversión estimada de $1,5 billones (unos US$522 millones), durante una licitación de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

La autopista tendrá 62 kilómetros con doble calzada, incluirá seis túneles para resolver los desafíos montañosos y permitirá alcanzar 80 kilómetros por hora como mínimo, indicó la ANI en un comunicado.

Entre las obras que tendrá que realizaar Sacyr se cuentan 4,02 kilómetros de calzada sencilla en la variante Pamplona y 42,25 kilómetros de doble calzada, además de la rehabilitación de 63,05 kilómetros.

"Esto también hace parte del proceso de reactivar la economía de Norte de Santander, pues esta inyección de $1,5 billones generará más de 4.000 empleos en la obra", señaló el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

Puede interesarle: ¿Cuánto aportarían las vías 4G al PIB de Colombia?

Sacyr Concesiones Colombia SAS participó en la Audiencia de Adjudicación junto a Estructura Plural, integrada por Cintra (50%) y Shikun (50%), y CCA Civil Colombia SAS.

Las autoridades esperan que en un mes se firme el contrato de concesión y, días después, el acta de inicio para empezar las actividades de preconstrucción.

La experiencia de Sacyr

La española tiene filiales en otros 28 países, entre esos Colombia, y su primera licitación en el país fue por la construcción de la terminal marítima de importación de gas natural licuado (GNL), por valor de 85,3 millones de euros (unos US$106 millones), en el 2004 y que hasta el 2016 se ubicó en Cartagena. 

La multinacional de infraestructura fue la encargada de la ampliación del canal de Panamá, obra que le generó conflictos con el país centroamericano por sobrecostos que le llevaron a interponer una demanda junto con las demás empresas que conformaron el consorcio y que todavía no se resuelve. 

La demanda conjunta alcanza los 3.600 millones de euros, de los cuales a Sacyr le correspondería el 42% y alega que Panamá le debe girar otros 632 millones de euros. Sin embargo, las empresas del consorcio reconocieron en su momento que el pleito con la autoridad de infraestrucutra del país centroamericano será lento y que podrían recuperar apenas la mitad del dinero que le piden a la entidad.

Recomendado: La ANI adjudicará la vía Cúcuta-Pamplona el 19 de abril

Lo que esperan de las 4G

El Gobierno espera que las vías de Cuarta Generación tendrían un impacto sobre el PIB nacional cercano a 0,5% anual entre el 2016 y el 2020, pese a que la tercera ola ha registrado problemas de financiación y su efecto se vería mermado, por lo que aportaría mínimo un 0,3% anual al Producto Interno Bruto nacional.

De acuerdo con un estudio realizado en conjunto entre el Banco de Bogotá y la Anif, solo la primera ola de vías de Cuarta Generación tendría un impacto de 0,19% anual adicional sobre el PIB, aunque el 70% de estas obras consisten en arreglo de vías ya existentes.

Este crecimiento estaría explicado por un aporte de 0,20% del producto interno en comercio y turismo, 0,13% en el sector industrial, 0,13% en intermediación financiera, 0,26% en servicios empresariales y 2,97% en obras civiles.

*Con información de EFE

Puede interesarle: Más allá de Odebrecht: ¿Cómo van los proyectos de infraestructura?

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.