| 4/21/2017 3:25:00 AM

Las cinco fallas del sistema pensional colombiano según el BID

Carmen Pagés, del Banco Interamericano de Desarrollo, señaló los cinco problemas que el país debe modificar en el sistema pensional para evitar su colapso durante su intervención en el Congreso Internacional de Fondos de Pensiones de Asofondos.

La jefe de la división de mercados laborales y seguridad social del Banco Interamericano de Desarrollo, Carmen Pagés, señaló que el multilateral ha sido activo al señalar que “Colombia necesita una reforma pensional”.

Pagés agregó que el sistema pensional “no es un sistema que esté preparado para que Colombia haga la transición hacia un país de ingresos altos”. La cobertura, el sistema de subsidios y la descentralización de los modelos están entre los problemas más graves del sistema.

La representante del BID señaló que el primer problema es la cobertura pues “un país de clase media no puede ser un país de clase media informal que puede revertir a la pobreza en la vejez, esa es la realidad de Colombia hoy pero no puede seguir siéndolo”.

Tal como funciona el sistema de prima media en este momento, los segmentos uno, dos y tres apenas tienen contribuciones y alguna cobertura no contributiva en este momento.

Recomendado: El Banrep y los privados piden al Gobierno nuevas reformas

Pargés también criticó el régimen de ahorro individual y señaló que este “también sufre de serias dificultades”. Pese a que tiene ventajas frente al régimen de prima media y su diseño le permite soportar mejor las tensiones que vendrán con el envejecimiento de la población, para el BID este es un sistema de ahorro, pero no de pensiones.

La experta explicó que “en este momento se está pensionando poca gente en los dos sistemas porque muy pocos cumplen las condiciones para llegar al sistema y entre los que si llegan en el régimen de ahorro individual, que son solo el 15% del total, la mayoría está en retiro programado o se lleva su ahorro”, lo que significa que la mayoría de colombianos acogidos a ese sistema “sobrevivirá a sus ahorros y esa es un costo fiscal latente que tiene el Gobierno muy fuerte y ¿quién va a hacerse cargo de esos ancianos cuando sobrevivan a sus ahorros? Por ahora eso no ha pasado porque la población es relativamente joven pero eso va a ser un problema”.

En tercer lugar está la insostenibilidad del régimen de prima media. Para Pargés, en este modelo “cada persona viene con el déficit debajo del brazo” y es importante modificar dicha situación pues por ahora el sistema solo funciona con la cobertura baja que tiene hoy, pero si el país aspira a aumentar la cobertura, es completamente insostenible.

Además  de acuerdo con los datos del BID, el déficit se podría casi duplicar si la cobertura aumenta a un nivel razonable, lo que demuestra que ese sistema tampoco está preparado para enfrentar el envejecimiento y el crecimiento del país.

Lea también: ¿Es más rentable ahorrar en los fondos privados o en Colpensiones?

La cuarta preocupación del multilateral es la alta inequidad. La experta señaló que “los subsidios implícitos son extremadamente regresivos” pues si un trabajador aporta al régimen durante 20 años con un salario mínimo, tendrá en su retiro un déficit de $20 millones. Pero si el mismo trabajador contribuye durante 26 años, obtendrá un subsidio de más de $143 millones y si se trata de un colombiano que contribuye con cinco salarios mínimos durante el mismo tiempo, este recibe un subsidio de más de $1.000 millones.

“Estamos hablando de un subsidio que es activo cuando la persona se pensiona y es mucho menor para las personas de ingresos bajos y como muchas personas no se pensionan, en realidad esas personas que usualmente son los de estratos bajos subsidian a los de estratos altos. Entonces eso no compensa y el Gobierno todavía tiene dar recursos”, puntualizó Pargés.

Por último la representante del BID destacó que el sistema está muy descentralizado pues en este momento existen en el país el sistema de Colombia Mayor, el Rais, el régimen de prima media y el sistema Beps, pero no hay una visión conjunta sobre los riesgos inminentes que afrontarán, como la baja cobertura, el riesgo de supervivencia de la población y el mismo déficit que tiene el Estado y que está creciendo.

“Por todas esas razones creemos que Colombia no merece este sistema, es demasiado malo para un país como este”, finalizó Pargés.

Puede interesarle: Ahora también plan complementario en pensiones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.