Opinión

  • | 2019/08/14 00:01

    Dólar, un juego mundial

    La semana pasada el dólar sobrepasó el techo de los $3.400 lo cual se explica por el aumento en la percepción de riesgo asociada a la disputa comercial entre China y Estados Unidos. Sin embargo, hay factores adicionales que aumentan esta percepción de riesgo y no tienen que ver con el país asiático. En la columna les explico.

COMPARTIR

¡Que inicio de la semana pasada!  El lunes pasado el peso/dólar superó la barrera de $3.400 al mismo tiempo que el yuan también rompía la barrera de 7 yuanes por dólar y con el S&P 500 cayendo 3% fue un inicio de semana de infarto en los mercados. Si bien el hecho que disparó inicialmente todo fue el aumento de 10% en tarifas por parte de Donald Trump a una nueva canasta de bienes chinos, fue la respuesta china la que prendió el polvorín. 

Sin embargo, no hay que olvidar que también existen otras fuerzas que han llevado a que ocurran estos escenarios extremos, por eso quiero revisar un poco de lo que ha ido pasando para allanar el terreno de una subida del dólar a sus mayores tasas de cambio con el peso en su historia. Por eso, creo que vale pena mencionar tres fuentes que han contribuido al aumento de la percepción de riesgo de los inversionistas en los mercados y terminan sumándose hasta sentirlo en nuestro mercado local con el peso. Estos factores son:

El escalamiento de la guerra comercial de Estados Unidos con China

En respuesta al aumento de aranceles de 10% en una nueva canasta de bienes chinos por 300 billones de dólares, el gobierno de ese país decidió terminar las compras de bienes agrícolas de Estados Unidos, al menos de las empresas agrícolas públicas.  Pero otro efecto adicional es que el Banco Popular de China fijó su tasa diaria de referencia el lunes 5 de agosto a 6.92 por un dólar, el valor más bajo desde diciembre del año anterior y esta fue la medida que disparó las alertas del mercado.


Grafico 1. Elaboración propia. Datos Bloomberg

Vale la pena entender que un componente clave en esta discusión es que la tasa de cambio del Yuan no es flexible, como la nuestra, es decir no se establece a partir de las interacciones de la oferta y demanda, sino que es una tasa de cambio fija determinada a partir de una canasta de moneda y es determinada por el Banco Popular de China con un rango de fluctuación de 2%. Esto hace que el banco central de ese país tenga completo control sobre el valor de la moneda, mientras el dólar depende precisamente de las fluctuaciones del mercado. 

Cuando la moneda se devalúa, como en el caso del Yuan en la gráfica 1, al estar alrededor de 7 yuanes por dólar, hace que las exportaciones se cubran del aumento de tarifas, ya que, si bien el dicho aumento puede reducir la demanda de bienes y servicios, al devaluarse la moneda los exportadores reciben más yuanes por dólar lo que logra estabilizar sus ingresos. El problema de esta estrategia es que el aumento de tarifas ha sido asignado a grupos específicos de bienes, mientras una devaluación afecta tanto a exportadores como importadores en general, dicho de otra manera, es como un francotirador contra una bomba. 

Si bien a lo largo de la semana anterior, el Banco Popular de China dejó estable la tasa lo trajo algo de calma a los mercados, es claro que la demostración de fuerza fue una estrategia importante al recordarle a Washington que el gobierno chino tiene más armas a su disposición para contratacar futuros aumentos por parte del presidente Trump.

Si quieren saber cómo la FED entre en este ejercicio los invito a ver mi columna anterior:

La debilidad de la economía europea

En una de mis columnas de hace algunas semanas mostraba como con los registros negativos del índice ZEW para la zona euro se puede ver el pesimismo de los inversionistas institucionales frente a las expectativas de crecimiento económico para esa región en los próximos 6 meses. Si bien la coyuntura particular de la semana anterior ha favorecido esta divisa, la debilidad estructural que se percibe en el mercado europeo sigue siendo un factor clave a la hora de analizar el impacto de la guerra comercial, ya que los inversionistas se están quedando sin monedas de refugio.

Si quieren ver la columna al respecto pueden seguir el link:

La incertidumbre alrededor del Brexit

Otro factor que no se puede dejar de lado es la incertidumbre alrededor del Brexit que también afecta otra de las grandes monedas, la libra esterlina. Con cambio de Primer Ministro abordo, Inglaterra se enfrente a un periodo de tiempo cada vez más corto para lograr una negociación con la Unión Europea, lo que lleva a nerviosismo entre los inversionistas. Tal vez el mayor reto para Boris Johnson es que el acuerdo sea aprobado por el parlamento, por eso parece que parte de las preparaciones de este gobierno apuntan a una salida no negociada o Hard Brexit lo que ha llevado a su nivel más bajo desde 2017.

Mientras tanto en el Mercado local…

¿Cómo nos afectan todos estos factores en el Mercado local? Como se puede ver en los gráficos 1 y 2 el peso pierde valor contra el dólar lo que lleva la tasa peso dólar a niveles históricos de $3.400 y la razón se deriva del aumento de percepción de riesgo de los mercados, no solo Colombia sino de los emergentes. Un elemento interesante del gráfico 2 es como desde mayo los TES se hacen atractivo mostrando reducción en su tasa yield (se mueve contrario al precio) lo que muestra un aumento de demanda sin embargo esta tendencia se revierte desde finales de julio, acompaña del marcado aumento en la tasa de cambio. 

Grafico 2. Elaboración propia. Datos Bloomberg

Este cambio de tendencia se ve soportado en la expectativa de una reducción en el crecimiento mundial y esto se exacerba cuando se ve un aumento en las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que lleva la devaluación del Yuan. En el grafico 1 se puede ver la relación de la devaluación del Yuan y el Peso Colombiano, ya que aumenta la percepción del riesgo para las economías emergentes por lo que también aumenta la demanda de activos refugio como el Oro y se reduce la demanda de TES.

Ya China trazo su línea en la arena, ahora solo queda por ver si Estados Unidos seguirá empujando las tarifas y lleve a una nueva devaluación del Yuan que podría llevar a nuevos niveles máximo la tasa de cambio local, así que el conflicto comercial cada vez se torna más cercano y personal para Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.