| 5/20/2019 12:01:00 AM

Huawei ha salido del grupo: Google le dice adiós

De acuerdo con información de medios internacionales, el principal buscador de internet en el mundo va a anunciar que rompe toda relación con la tecnología Huawei, lo que significaría que los teléfonos móviles de esta marca no tendrían acceso a la tienda de apps de Google ni a las actualizaciones de software. La decisión fue adoptada luego de que el gobierno de Donald Trump incluyera a Huawei en una lista negra de compañías que amenazan la seguridad nacional.

Este es un nuevo desarrollo en la guerra comercial entre las mayores economías mundiales, que tomó una nueva dimensión cuando Estados Unidos lanzó artillería pesada contra el sector de tecnología para neutralizar al grupo chino Huawei; un actor mayor en redes móviles y del 5G en particular.

Lea también: El caso Huawei otro capítulo en la guerra fría por el 5G

A poco del lanzamiento mundial del 5G, la futura generación de internet movil ultrarápida, el presidente Donald Trump prohibió el miércoles a utilizar en su país equipos de telecomunicaciones de empresas extranjeras consideradas peligrosas; una medida que ostensiblemente apunta a Huawei. Ahora, una de las más importantes empresas de ese país, Google, perteneciente al conglomerado de tecnología Alphabet, anunció que no seguirá trabajando con esa marca, según advirtió la agencia Reuters en una noticia emitida este domingo.

La firma china está desde hace tiempo en la mira de Estados Unidos. Washington sospecha que espía para Pekín y que eso la ha ayudado en su espectacular expansión internacional.

El anuncio de Google tiene implicaciones enormes para los millones de usuarios de Huawei en el planeta, pues se podrían quedar sin actualizaciones de software y sin poder utilizar las app del principal buscador del mundo.

Al menos públicamente, Estados Unidos no ha presentado ninguna prueba de su acusación pero presiona a sus aliados a que prescindan de la infraestructura de la compañía china.

El ministerio estadounidense de Comercio apretó más las clavijas, al colocar a Huawei en una lista de firmas con las que empresas estadounidenses no pueden hacer transacciones sin permiso previo de las autoridades. Entre esas empresas estadounidenses, se cuentan diversas tecnológicas, entre ellas Intel y Qualcom.

La tecnología 5G permitirá navegar en la web hasta 10 veces más rápido que con la 4G. Eso implica que miles de millones de datos fluirán sin escollos lo cual agrava el riesgo de robo de secretos industriales e informaciones personales.

"El mundo no puede privarse de nosotros porque estamos más avanzados" que la competencia, se ufanaba a comienzos de año el fundador de Huawei, Ren Zhengfei.

El gigante chino, que en la carrera tecnológica está a la cabeza y con cómoda ventaja sobre sus competidores europeos como Nord Nokia y Ericsson, también ha buscado consolidar su dominio mediante el masivo registros de patentes tecnológicas.

La decisión de Trump fue la medida más severa tomada por Estados Unidos contra el sector tecnológico chino, el cual se encuentra en plena expansión, especialmente en países emergentes de África, América Latina y Asia.

Ya hace mucho que China ganó la batalla en la industria manufacturera. Con su plan "Fabricado en China" quiere ahora extender el dominio del mañana.

Washington denuncia prácticas desleales de Pekín como el robo de propiedad intelectual y piratería informática.

Lea también: Dueño de Huawei Estados Unidos no podrá aplastarnos

De momento hay interrogantes sobre las negociaciones comerciales bilaterales. Ambas partes concordaron en seguir las discusiones hacia un acuerdo que cierre su guerra arancelaria que tiene en jaque a los dos países y también a la economía mundial.

Pero la medida contra Huawei no parece contribuir a calmar los ánimos entre las mayores potencias mundiales que desde el año pasado están aplicándose mutuamente aranceles a productos manufacturados por cientos de miles de dólares.

"Estamos preparados"

Por su parte, la gran empresa china de telefonía Huawei está preparada para resistir la presión de Washington y reducirá su dependencia de componentes estadounidenses, dijo su fundador a medios japoneses.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió el miércoles que empresas de su país usen equipos de telecomunicaciones de compañías extranjeras, una medida que parece apuntar a Huawei.

"Nos estábamos preparando para esto", dijo el fundador y presidente de la empresa, Ren Zhengfei, a un grupo de periodistas japoneses este sábado, en su primera entrevista desde la decisión de Trump.

Ren afirmó que Huawei seguirá desarrollando sus propios componentes para reducir la dependencia de proveedores extranjeros.

Huawei lidera la carrera en tecnología 5G, pero depende de proveedores extranjeros.

Lea también: Se calienta la guerra de Estados Unidos contra Huawei

Cada año se gasta US$67.000 millones en componentes, incluyendo US$11.000 millones de proveedores estadounidenses, según el diario japonés The Nikkei.

El usualmente discreto Ren, de 74 años, ha saltado a la palestra en los últimos meses coincidiendo con el incremento de la presión sobre su compañía.

El pasado militar de Ren y la opacidad de Huawei han despertado sospechas en algunos países de que existen lazos entre la empresa y los militares y servicios de inteligencia de su país.

Las agencias gubernamentales estadounidenses ya tenían prohibido comprar equipamiento de Huawei.

"No hemos hecho nada que viole la ley", se defendió Ren, estimando que las medidas estadounidenses tendrán un impacto limitado.

"Se espera que el crecimiento de Huawei se ralentice, pero sólo ligeramente", afirmó, según The Nikkei.

"No cambiaremos nuestra gestión a petición de Estados Unidos, ni aceptaremos vigilancia, como hizo ZTE", aseguró, refiriéndose a otra compañía china en la mira de Washington.

ZTE casi se fue a la quiebra el año pasado cuando prohibieron a las empresas estadounidenses venderle componentes vitales, pero Trump anuló la decisión a cambio de una multa de US$1.000 millones y la supervisión del departamento de Comercio de Estados Unidos.

Crisis diplomática

"No es de interés para nadie" que el conflicto comercial se traslade a la tecnología, dijo Huawei. 

"Eso va a dañar considerablemente a las empresas estadounidenses (...) afectará a decenas de miles de empleos estadounidenses y minará (...) la confianza en la cadena mundial de suministros", añadió la corporación en una nota.

En esta batalla diplomático-económica, los europeos se han movido en forma dispersa. 

Lea también: Huawei convoca a colombianos para su competencia Talento TIC

Francia tomó distancia del pleito y su presidente, Emmanuel Macron, dijo que una "guerra tecnológica" no es "el mejor medio" para defender la seguridad nacional.

"Francia y Europa son pragmáticas y realistas", dijo. "Queremos desarrollar el empleo, los negocios, la innovación. Creemos en la cooperación y el multilateralismo", declaró Macron en París.

Alemania admitió formalmente la participación de Huawei en la construcción de sus redes pero otros como República Checa lanzaron señales de alerta.

En el Reino Unido el tema generó una crisis política. La primera ministra Theresa May destituyó el 1 de mayo a su ministro de Defensa tras responsabilizarlo por la filtración de informaciones muy delicadas sobre la eventual participación de Huawei en el desarrollo de la infraestructura británica 5G.

En Canadá, otro histórico aliado de Estados Unidos, Huawei esta también en medio de una crisis diplomática desde diciembre, cuando arrestó con pedido de extradición de Washington a una alta ejecutiva de la firma china.

Lea también: En la guerra fría por el 5G: ¿Huawei será la primera baja?

Meng Wanzhou, jefa de finanzas del grupo, está considerada por Washington como sospechosa de haber mentido a numerosos bancos para que Huawei pudiese acceder a Irán eludiendo sanciones estadounidenses.

*Con información de AFP

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.