| 2/14/2019 4:47:00 PM

A Moody’s las cuentas no le cuadran

La calificadora se sumó a Fitch Ratings en hacer públicas sus dudas sobre el cumplimiento de las metas fiscales de Colombia después de 2019, pese a la aprobación de la Ley de Financiamiento.

A unos meses del periodo en el que la calificadora Moody’s suele emitir sus reportes sobre calificaciones y perspectivas de cada país, la firma emitió un análisis sobre Colombia advirtiendo que el futuro de las cuentas fiscales no luce muy halagador.

Lo primero que advirtió Moody’s es que, ya que la Ley de Financiamiento que debía recaudar $14 billones fue recortada a la mitad y este año añadiría un recaudo cercano a los $7 billones, el Gobierno se verá obligado a recortar gasto, sin muchas opciones dada la inflexibilidad del mismo.

La calificadora también recordó que 85% del gasto del Gobierno está ordenado por la Constitución Política de 1991, reduciendo las posibilidades de hacer recortes que permitan llegar a 2,4% de déficit fiscal que debería alcanzarse este año.

Recomendado: Fitch duda que Colombia cumpla las metas fiscales de 2020

Como consecuencia, Moody’s señaló que Colombia usualmente termina recortando inversión pública, uno de los rubros más flexibles del Presupuesto General, medida que termina por afectar directamente el crecimiento del PIB y acumulando necesidades de infraestructura en el país.

Según la calificadora, otro problema es que el recaudo no ha incrementado como porcentaje del PIB desde el 2011 y se mantiene relativamente estable alrededor de 14%. La razón es que las reformas tributarias de 2012, 2014 y 2016 fueron muy buenas para mejorar la formalidad laboral y la administración tributaria, pero ineficientes en aumentar el recaudo a largo plazo.

“El bajo crecimiento limitó la efectividad de las reformas tributarias y podría complicar los esfuerzos actuales, ya que se espera que la economía siga creciendo por debajo de su potencial”, advirtió Moody’s.

Adicionalmente, después de 2019 la Ley de Financiamiento “no generará los ingresos suficientes para alcanzar las metas de déficit fiscal de 2020 a 2022”, agregó la calificadora y explicó que la razón está en la disminución de la tasa de impuesto a la renta para las empresas, que desde 2020 inicia su descenso de un punto porcentual anual hasta 30%.

Y a la medida debe sumarse el descuento del IVA a la importación de bienes de capital y de 50% del pago del Gravamen a los Movimientos Financieros y la disminución del impuesto de retención en la fuente para inversiones extranjeras de portafolio desde 14% hasta 5%.

Puede interesarle: Cómo ven las agencias calificadoras el futuro de Colombia

“Aunque la reforma tributaria podría impulsar el crecimiento de la economía en 0,6 puntos del PIB cada año, (...) no será suficiente para compensar el punto porcentual del PIB anual perdido por los descuentos en impuestos corporativos”, dijo la calificadora que además espera que, sin medidas adicionales, el ingreso caiga aún más entre 2020 y 2022.

Por otro lado está la deuda del país. Moody’s recordó que la deuda del Gobierno se incrementó cerca de 10 puntos porcentuales del PIB entre 2012 y 2015, para mantenerse relativamente estable hasta 2017 y después en 2018 tuvo un nuevo pico de incremento cercano a 3,2 puntos del PIB.

Dicha actividad llevó la deuda hasta un histórico 49,8% del PIB, generado tanto por deuda pública como deuda privada.

La calificadora advirtió que dicho movimiento contrasta con los cálculos del Marco Fiscal de Mediano Plazo de junio de 2018, que calcula una disminución de dicha deuda después de 2017.

De acuerdo con Moody’s, entre 2019 y 2020 el crecimiento sería moderado pero llevarían la deuda mínimo a 50% del PIB, un número que podría superarse si “las medidas adoptadas por las autoridades prueban su ineficiencia para mejorar las restricciones fiscales tanto en ingresos como en gastos”, concluyó.

Lea también: ¿Al fin sí habrá reforma pensional en Colombia?

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.