| 11/3/2016 11:55:00 AM

El decreto de la discordia que busca zanjar la disputa comercial con Panamá

El Gobierno del vecino país dice que Colombia no está cumpliendo con lo ordenado por la Organización Mundial del Comercio. ¿Qué está de por medio?

La expedición por parte del gobierno colombiano de dos decretos para poner fin a un litigio comercial con Panamá y cumplir el fallo de un panel de la Organización Mundial del Comercio, OMC, no ha zanjado por completo las diferencias y antes por el contrario, abrieron una nueva discusión.

Los decretos fueron expedidos este martes y miércoles, y buscaban, según la ministra de Comercio, María Claudia Lacouture, cumplir con el fallo de la OMC –adverso a Colombia– que conminaba al país a eliminar los aranceles mixtos que venía aplicando para la importación de textiles, confecciones y calzado de Panamá.

Lea también: Comercio minorista completa tres meses en desaceleración

Uno de los decretos establece que los aranceles se ajustarán a la baja para algunos productos sobre los cuales se estaban cobrando niveles superiores a los consolidados por el país ante la OMC y que están permitidos. El otro establece unos controles aduaneros más estrictos para impedir que siga entrando al país mercancías importadas a precios ostensiblemente bajos que afecten la industria Colombiana.

De hecho, la principal crítica del gobierno panameño a las medidas recién adoptadas por el gobierno colombiano tienen que ver con las nuevas condiciones que exigirá la Dian a quienes importen mercancías del exterior, a quienes se les solicitarán certificados de los proveedores en el exterior que confirme la relación comercial, así como certificaciones d existencia del proveedor, manifiesto del representante legal del agente aduanero en el que certifique que conoce a su cliente, manifiesto del importador que certifique que el valor pagado es el mismo que aparece en la declaración de la mercancía y garantías específicas para la importación.

Estas medidas, ha dicho el gobierno colombiano, buscan evitar que se sigan presentando problemas de contrabando, subfacturación e incluso, casos de lavado de activos con mercancías provenientes del exterior.

Sin embargo, los mayores controles no fueron bien recibidos por el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, quien según el diario La Prensa de Panamá aseguró que “la modificación del arancel mixto por parte de Colombia, en aparente conformidad con los niveles arancelarios a los que está comprometido ante la OMC, pierde su capacidad de dar cumplimiento a los fallos del Órgano de Solución de Controversias...”.

Se estima que en las próximas dos semanas Giorgio Sacerdoti, el árbitro designado por la OMC para resolver esta disputa comercial, se pronuncie sobre los decretos expedidos por Colombia y defina si éstos realmente dan cumplimiento a lo ordenado por el panel que investigó y falló sobre esta disputa comercial, que ya lleva más de tres años.

Este es el ‘decreto de la discordia’ expedido por el gobierno colombiano.

Lea también: Comercio online ratifica su auge en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?