Opinión

  • | 2017/12/11 00:01

    Si fuera por economía, Colombia casi no clasificaba al mundial

    Mientras en la clasificación al mundial Polonia es 7, Colombia es 13, Senegal es 23 y Japón está en la posición 55, al comparar a Colombia con las demás naciones en temas económicos, no tendría la capacidad de competirle satisfactoriamente a sus rivales, y casi que sería la cenicienta del evento.

COMPARTIR

A inicios de diciembre, se definieron los grupos que disputarán los primeros partidos en el Mundial de fútbol Rusia 2018. Colombia quedó en el grupo H junto a Japón, Polonia y Senegal, consolidación que ha generado todo tipo de opiniones en cuanto a la complejidad que nos representa enfrentarnos a estas selecciones, y si nos es factible o no lograr una clasificación a la ronda de octavos de final donde, al parecer en el ámbito futbolero, es muy posible que de lograr armonizar como equipo el gran presente individual de nuestros jugadores hoy día (James, Falcao, los Sánchez y Cuadrado)  podamos pasar por lo menos, de primera fase.

Sin embargo, si lo que se midiera no fuera la calidad del juego en la cancha o el rendimiento de los jugadores, sino aspectos de la economía, clasificaríamos en esta ronda como el país 32, siendo los últimos en méritos económicos para jugar un hipotético mundial económico. De esta forma, bajo términos macroeconómicos, las perspectivas se voltean y nuestras posibilidades de ganar el campeonato mundial cambiarían rotundamente, casi sin ninguna opción.

Bajo la medición del PIB con estimaciones de 2016 (The Economist, Banco Mundial), por ejemplo, el grupo H estaría liderado por Japón con una suma aproximada de USD$4,6 billones, lo que le convertiría en la economía más grande del grupo (tercera economía mundial). Polonia ocuparía el segundo lugar con USD$544.969 millones (veintitresava economía mundial) y seguiríamos nosotros con un PIB de USD$377.745 millones (treintaidosava posición). Por su parte, Senegal sería uno de los países más rezagados económicamente con un PIB de tan sólo USD$15.653 millones (posición 120).

Lea también: Algunas enseñanzas de los TLC firmados

No cabe duda de que Japón lideraría hasta la lista total de las mejores selecciones del mundo, gracias a su avanzado nivel comercial, productivo y tecnológico que le ha llevado a ser una potencia de índole orbital. Sin Estados Unidos y China jugando el mundial, al gigante asiático le seguiría en selecciones que compiten Alemania con un PIB de USD $3,86 billones.

Incluso, si midiéramos el crecimiento económico del año pasado y no el tamaño de la economía, Colombia tampoco clasificaría a la siguiente ronda. Para este caso Senegal registró el mayor porcentaje de crecimiento del grupo H con un 6,7%, siguiéndole a este Polonia con 2,6% y, nuevamente, nosotros ocuparíamos un tercer lugar con una pobre estimación del 2%. Japón sólo creció un 1%, pero no cabe duda de que, para el tamaño de su economía, este porcentaje es bastante representativo.

Por otro lado, si midiéramos la cuenta corriente de los cuatro países del grupo H, Colombia llevaría las de perder ocupando el último lugar con un déficit de – USD$12.236 millones. Japón, por sus insuperables exportaciones, alcanzaría nuevamente el primer lugar con la única cuenta corriente superavitaria del grupo por un valor de USD$188.092. A este le seguiría Senegal con – USD$783 millones y luego Polonia con – USD$959 millones.

Se hace evidente que una economía en la que el promedio de crecimiento es bajo, la diversificación de su economía es escasa, y se tiene una mayor especialidad en importaciones, se tengan otros indicadores que reflejen el poco progreso, tal como nuestro caso. Cuando se evalúan los temas de inflación, el ranking lo lidera Japón (0,2%), siguiéndole Polonia (80,7%), Senegal (0,9%) y por último Colombia (5,7%).

También es claro que varios indicadores macroeconómicos se relacionan directamente con el bienestar de la población. Al evaluar la tasa de desempleo, Japón tiene el índice más bajo dentro del grupo con una tasa de desempleo en 2016 de 3,1%, luego viene Polonia con una tasa del 5,5% y finalmente Colombia y Senegal en los últimos lugares con una pequeña diferencia de tres puntos porcentuales con 9,2% y 9,5%, respectivamente.

Puede interesarle: Cómo competimos

Ahora bien, cuando evaluamos a los países que han ganado en repetidas ocasiones los mundiales de fútbol, hay una buena correlación con su desempeño económico. Ya hemos hecho mención de Alemania que ha ganado 4 veces, pero países como Brasil con 5 trofeos también revela un PIB 2016 destacable de USD$2.37 billones en la séptima posición mundial de crecimiento económico. Ante un buen tamaño de una economía, un país tendrá más oportunidades y posibilidades de invertir en deportes; por ejemplo, las economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, han invertido cuantiosos montos en el tema futbolero, pero sus retornos no son tan satisfactorios, entendiendo que es un proceso de asimilación y adopción de largo plazo.

Aunque Colombia en el tema futbolero hoy día está en la élite orbital, es una fortuna que los ámbitos macroeconómicos de nuestra nación no se vean involucrados dentro de las eliminatorias. De lo contrario, no llegaríamos muy lejos compitiendo.

La idea de comparar todos estos indicadores sirve para darnos cuenta de la clase de países con la que vamos a competir. Llegar a un Mundial no es tarea fácil, y no depende únicamente de tener jugadores con talentos innatos, sino que estriba con una economía fuerte y diversificada para poder invertir en la formación de talentos deportivos (sobra decir que el fútbol en Colombia es el deporte más apoyado, no así es en el que más nos destacamos).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.