| 8/26/2017 12:01:00 AM

¿Qué son las propiedades de ultralujo? ¿Existen en Colombia?

Ese ‘ultra’ que las diferencia de las propiedades de lujo se concentra principalmente en los servicios brindados a sus residentes, que prácticamente no tienen nada de qué preocuparse en estas viviendas.

Las tendencias en la vivienda han venido cambiando con el pasar del tiempo. La tecnología y los adelantos en arquitectura y diseño han provocado que el simple hecho de tener cuatro paredes y un techo para vivir pase a un segundo plano, generando una demanda cada vez más detallada en los compradores.

Es de esta forma que dentro de la amplia oferta de vivienda, se ha venido popularizando una nueva tendencia, las propiedades de ultralujo, edificaciones pensadas en las exigencias más amplias de sus compradores y que consolidan su enfoque diferenciador en los servicios que brindan a sus residentes.

También le puede interesar: ¿Cuánto invierten los colombianos en vivienda nueva?

Para conocer más a fondo este tipo de propiedades, Dinero habló con Sabine Otamendi, experta en este campo que actualmente lidera varios de estos proyectos en Estados Unidos.

¿Cuáles son las características que tiene una propiedad para ser considerada de ultralujo?

“Es una combinación entre la ubicación, arquitectura, calidad de construcción y acabados. Todo lo anterior sin olvidar lo más importante: la privacidad, seguridad y servicios residenciales ofrecidos”, Señaló Otamendi quien además agregó que la tecnología hace parte fundamental de este tipo de servicios, por ejemplo el reconocimiento facial, por medio del cual un residente puede ingresar no solo a su residencia sino a las demás salas del edificio.

One River Point es uno de los proyectos considerado de ultralujo en Miami

Otamendi asegura que este tipo de propiedades, por medio de las plataformas tecnológicas que emplea, conoce de antemano las necesidades de sus residentes, buscando hacer su vida lo más fácil posible.

Le sugerimos leer: Desmitificado, millennials sí invierten en vivienda

“Por medio de reconocimiento facial se puede usar el ascensor y también ingresar al apartamento, el residente al ingresar puede oprimir un botón y las luces se programan conforme a sus preferencias”, es tan solo un ejemplo, según lo expresado por Otamendi, de cómo puede ser la cotidianidad de un usuario de estas propiedades de ultralujo.

El ultralujo en su máxima expresión lo brindan los servicios ofrecidos en las propiedades ya que en estos lugares sus residentes no tendrán prácticamente que preocuparse por nada, ya que el servicio de lavandería, mayordomía y demás actividades cotidianas de la casa las tienen a su disposición, a esto se le suma la posibilidad de tener accesos a clubes exclusivos ubicados en la misma propiedad y hasta guarderías Premium para los niños, entre muchos otros servicios más.

¿Colombia tiene propiedades de ultralujo?

“La demanda del lujo ha venido creciendo mucho, y no únicamente en los bienes raíces”, afirmó la experta en propiedades de ultralujo al explicar la tendencia mundial en la adquisición por este tipo de inmuebles.

Ocean es otro de estos poryectos considerados de Ultralujo

“Lo que he visto en Colombia son edificios nuevos diseñados por arquitectos muy famosos y con acabados que se están elevando. Vi una cualidad muy  buena en Bogotá. Creo que Colombia está cambiando en este sentido”, afirmó Otamendi al expresar que aunque Colombia actualmente no cuenta con este tipo de propiedades va por un camino que a la larga terminará en el desarrollo de las mismas.

Tanto lujo se puede ver reflejado en los costos de estas propiedades, que según cifras entregadas por esta empresaria a Dinero pueden partir desde los US$870.000 hasta más de US$30 millones.

Lea también: Cuidado Ladrones de cuentas en Airbnb desvalijan viviendas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.