| 10/31/2016 3:01:00 PM

Grupo Sura le da vida a Arus

Las compañías del Grupo Sura: Enlace Operativo y Compuredes ahora serán Arus, una organización que ofrece soluciones integrales de información, tecnología y comunicación, servicios que anteriormente eran prestados por las dos filiales.

Hace cuatro años Enlace Operativo adquirió Compuredes y desde hace más de un año iniciaron un proceso de transformación tendiente a ofrecer un portafolio integral de servicios con el fin de convertirse en aliado estratégico de sus clientes, entre ellos: Cerrejón, Colombina, ETB, Organización Terpel, Organización Corona, Nueva EPS y Colmotores, entre otros.

Su gerente general, María Claudia Rey, precisa que luego de llevar a cabo ese proceso de transformación en el que se invirtieron US$2,5 millones, hoy Arus se constituye en la única empresa en el país que ofrece soluciones conjuntas de Outsourcing de Tecnologías de Información (ITO) y Outsourcing de Procesos de Negocios (BPO) a más de 325 empresas.

La compañía, que cuenta con más de 2.500 personas, ofrece servicios de tercerización de tecnología, monitoreo, gestión y control de TIC, mantenimiento, soporte e instalación de infraestructura, desarrollo de softwares especializados y servicios asociados a la nómina como es la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (Pila).

Lea también: Grupo Sura va por más en América Latina y Suramérica

“Nuestra propuesta de valor está centrada en una experiencia que les permita a los clientes centrarse en sus negocios, pues el tema tecnológico ya no corresponde solo al departamento de tecnología, sino que es transversal a todas las áreas de las empresas”, dice.

La filial del Grupo Sura cuenta con 4 oficinas en el país ubicadas en Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, que le aportan 26%, 53%, 8% y 10%, respectivamente a los ingresos de la empresa, que para este año se prevé que alcancen US$75 millones. De este monto el 22% proviene de las empresas del Grupo y el restante 78% corresponde a clientes externos.

Arus cuenta con dos centros de operaciones: uno en Medellín con 700 puestos de trabajo y otro en Bogotá con 200 personas. Rey explica que cerca de 45% del personal de la firma trabaja directamente en las instalaciones de los clientes.

Una de las características en la contratación es que la empresa se convierte en el primer empleo profesional y por ello el promedio de edad de sus más de 1.600 ingenieros es de 24 años. Para Rey, mantener este personal es un reto porque hay déficit de ingenieros no solo en el país sino en el mundo y por ello la empresa se ha dedicado a trabajar en la retención del talento, lo que le permite que hoy la rotación del personal sea de 1,4% mensual, mientras en general en el sector de BPO y Contact Center es superior a 4%. 

Lea también: Así les va a las 5.000 empresas más grandes de Colombia

Balance positivo

La compañía no ha sido ajena al buen comportamiento del sector, cuyo crecimiento se sitúa por encima de dos dígitos y por ello ha registrado alzas promedio de entre 18% y 20% y se espera que esta tendencia continúe.

Su meta es retener e incrementar el número de clientes que en servicios de ITO supera los 350 y el objetivo es llegar a 500 en 2020, mientras en el negocio de operador de información cuenta con más de 350.000 clientes que pagan la pila a través de las plataformas de la compañía y la proyección es en cuatro años alcanzar los 500.000.

El tamaño de un negocio como el outsourcing en Colombia se puede dimensionar en su aporte a la economía nacional: el segmento representa 1,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y su facturación es superior a los $16 billones. De 2010 al 2014 se duplicó la facturación en servicios tercerizados.

Lea también: Los retos de Ignacio Calle en Sura Asset Management como presidente

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?