| 6/13/2019 12:01:00 AM

Ganar la competencia laboral con los robots

Este libro ofrece una visión optimista de la transformación digital. Pero plantea cambios en la educación para adaptarse a ella.

Un robot es todo programa que sustituye el trabajo de una persona. Es decir, desde la inteligencia artifical de una llamada a un call center donde no intervenienen los humanos, hasta las máquinas que ensamblan autos.

Según la Federación Internacional de Robótica, en 2015 Corea del Sur encabezaba la lista de los países más robotizados del mundo, con 531 robots por cada 10.000 habitantes. Esta cifra llevó a Rafael Tamames, socio fundador de Findasense, a investigar sobre el impacto que podría tener ese dato en el empleo. "Deben tener un paro enorme", se preguntó. Encontró que no era así. El desempleo de ese país era de apenas 3% y la razón es que invierten 8 % de su PIB en la educación. Además de eso, el estado monitorea muy bien cómo invierte esa partida.

Le puede interesar: Inteligencia Artificial sinónimo de crecimiento

Ese viaje para encontrar respuestas en el laberinto de la automatización forma el tema central del libro ¿Qué robot se ha llevado mi queso? . Su título evoca el best seller de Spencer Johnson ¿Quién se ha llevado mi queso?, que en su momento habló de la importancia de adaptarse al cambio.

"El libro dice que esta revolución ya es el cambio y el que esté a espaldas de él la va a pasar mal", asegura el autor. Por medio de datos, estudios y entrevistas, concluye que el problema no está en los robots sino en la educación. "En Iberoamérica tenemos una educación pública lamentable", asegura.

A esta conclusión llegó después de ver un estudio de The Guardian que muestra cómo cambiaron los empleos en Reino Unido durante los últimos 100 años. Al principio había mucho trabajo manual, pero luego sistituyeron estos por otros relacionados con el cuidado personal: la conclusión del análisis es que "no somos conscientes de que existirán empleos que ahora mismo no imaginamos y a lo mejor en el futuro habrá asistentes de ocio que planeean el fin de semana de los personas", dice.

También puede leer: El ABC de la Inteligencia Artificial

Los empleos mutan y los países que se adaptan mejor a esos cambios invierten bien el presupuesto de educación. De esta forma, la tecnología no es el enemigo, pero, eso sí, el gran desafío es informarse en tecnología. En otras palabras la preocupación debe estar en cómo educar a los hijos para ese cambio.

Tal como están las cosas, 80% de los individuos en estas sociedades eligen carreras que no usan. "La universidad pública en Latinoamérica es una fábrica de paro", dice. Sostiene que economistas, abogados y otros profesionales se dedican a otra cosa porque su formación no les sirvió para nada. Por lo tanto, se requiere formación técnica, que exige apenas dos o tres años y son las que dan empleo hoy.

En estos países, sin embargo, aun se ve mal hacer esas carreras técnicas, mientras resulta un honor tener un título universitario.

Al final, dice el autor, el punto central del problema reside en la formación. "Tenemos un sistema educativo del siglo XIX que no vale, está agotado, pero que no cambia porque es un tema tabú que no se toca", afirma. El mejor ejemplo es que en Corea del Sur, un país hace 50 años mucho más pobre que muchos en Latinoamérica, invirtió en educación y hoy es uno de los gigantes asiáticos. Al final solo salva a los países una educación "concreta, corta y continua", concluye Tamames.

Le sugerimos: IBM invertirá 2.000 millones en inteligencia artificial

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.