| 10/21/2017 12:01:00 AM

Previo a la muerte de Hugh Hefner, a Playboy le querían robar el nombre

Justo un mes antes de la muerte del fundador de la revista de entretenimiento para adultos Hugh Hefner, la marca Playboy presentó una demanda internacional para preservar su nombre en internet.

La compañía representada por la firma de abogados estadounidense Venable presentó una demanda contra una organización china que le quiso robar su identidad en internet a vísperas de la muerte del excéntrico empresario de 91 años.

La queja fue presentada ante el Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) el pasado 22 de agosto de 2017.

El problema se originó luego de que la organización china registró el dominio web ante el servicio de web hosting EJEE Group Holdings Limited sin la autorización del gigante del entretenimiento.

Le puede interesar: El fundador de Playboy Hugh Hefner muere a los 91 años

Los antecedentes del caso muestran que la demandante es una compañía estadounidense proveedora de servicios de entretenimiento para adultos bajo la reconocida marca Playbloy.

Esta compañía es propietaria de más de 2.000 registros de su marca en todo el mundo, incluyendo varios en China. Los primeros registros oficiales datan de la década de 1950 en Estados Unidos.

En la otra cara de la moneda estaba el ciudadano chino Wu Hongyan, con domicilio en Beijing, quien registró el dominio en disputa el pasado 21 de febrero de 2017.

Playboy señaló que el nombre de dominio registrado por él “resultaba confusamente similar o idéntico” a la marca oficial.

Lea también: ¿Somos más felices? La comunicación cara a cara está muriendo con las redes sociales

Además, aclaró que  el demandado no tenía derechos o intereses legítimos con respecto al nombre del portal web.

La OMPI catalogó como irregular el hecho de que dicho sitio en internet utilizara el nombre de la marca comercial en su totalidad.

El demandado se defendió frente a las acusaciones al afirmar que había registrado el dominio con el fin de desarrollar un sitio web de caridad que aún estaba en construcción.  

Así mismo señaló que otro de los usos pensados era crear un club de viajes para hombres sin fines de lucro.

Además, sostuvo que la palabra "playboy" es común en el diccionario de habla inglesa y que existe desde hace mucho tiempo (mucho antes de la llegada de internet).

Y, en consecuencia, cualquier persona era libre de usarla.

Le recomendamos: La industria del cine indio le sigue los pasos al glamuroso Hollywood

“A la luz del registro de larga data de la demandante y el uso de la marca comercial, y la notoriedad de la misma en todo el mundo, incluso en China, estos argumentos son lamentablemente mal concebidos”, dice la OMPI.

Del mismo modo, el tribunal de propiedad intelectual dejó claro que era inconcebible que la demandada no tuviera conocimiento de la marca comercial de Playboy en el momento del registro.

Por ende, concluyó que el nombre de dominio en disputa había sido registrado y utilizado de mala fe. En virtud de los argumentos expuestos ordenó que el nombre de dominio en disputa fuera transferido al demandante.

Le podría interesar: Marketing Personal: El ‘rey de los catálogos‘ de la moda

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Top 5 de las reformas económicas de Duque

    close
  • ¿Qué es el liderazgo digital?

    close
  • "Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": fundador de Haceb

    close
  • El secreto de Frisby "es volver a emprender"

    close
  • Así está el panorama financiero para el cierre de 2018

    close
MÁS VIDEOS
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.