| 7/28/2017 2:33:00 PM

Dólar cae debajo de $3.000 por lento crecimiento y baja inflación en EE.UU.

Un sentimiento de precaución prevaleció en los mercados financieros internacionales en la jornada de hoy, motivado por los datos de crecimiento y de costos laborales en los Estados Unidos en el segundo trimestre, que arrojaron unas tasas de variación menores que las esperada por los analistas.

En consecuencia, la demanda de los inversionistas por acciones disminuyó, debido a que las compañías que cotizan en las bolsas podrían obtener unas utilidades menores que las previstas en el período. Por tal motivo, los índices de las bolsas estadounidenses y europeas, junto con los de algunas asiáticas sufrieron retrocesos moderados.

Puede interesarle: Gobierno reduce proyección de PIB para este año

El crecimiento menor que el esperado y unos costos laborales moderados reforzaron la conjetura de los inversionistas de que la normalización de la postura monetaria de la Reserva Federal en los Estados Unidos será más lenta de lo previsto. Las perspectivas de un incremento más pausado de las tasas de interés en ese país debilitaron el dólar frente a las monedas de otras economías avanzadas y algunas emergentes, entre ellas varias latinoamericanas.

Visite: Economía colombiana se recuperará más lento de lo previsto: BBVA

El precio del petróleo se incrementó a un máximo de dos meses. En el caso del Brent, el precio (US$52,44 por barril) aumentó 1,9% diario.

El peso se fortaleció por la debilidad internacional del dólar y los mayores precios del petróleo. Debido a ello, el dólar se negoció en promedio a $2.995,19 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una apreciación diaria de 0,2% (o $7,3) de la moneda nacional. Gracias a ella, la tasa de cambio promedio interbancaria registra una revaluación de  $5,84 en lo corrido del año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?