| 3/28/2017 3:51:00 PM

Así le fue a Odinsa luego de desinvertir en el campo de energía y puertos

Luego de desinvertir en el campo de energía y los puertos, Odinsa se concentra en la infraestructura y le apuesta al desarrollo de la obra vial Pacífico II y la ampliación del aeropuerto El Dorado de Bogotá como fórmula de crecimiento, según lo reconoció su presidente, Mauricio Ossa.

En una entrevista concedida a Dinero el presidente de Odinsa explicó que el balance del año 2016 fue “positivo” dado que en ese período la compañía registró $1.485.594 millones en ingresos, lo que equivale a un crecimiento del 65% frente al período anterior.

Adicionalmente su Ebitda, es decir, sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones llegaron a $1.065.830 millones, 200% más que en el ejercicio anterior.

Parte de estos resultados, según lo explica Mauricio Ossa, responden al foco que le  dio la compañía al desarrollo de carreteras y aeropuertos, así como a las desinversiones en dos áreas puntuales.

Vale la pena recordar que  al cierre del año pasado Odinsa anunció desinversiones en sus negocios de energía en Chile y Panamá, dado que la compañía no es un gran jugador en este campo.

Recomendado: Odinsa se concentrará en construcción de carreteras y aeropuertos en 2016

Adicionalmente, la compañía informó en 2016 la venta de su participación del 12% en la Sociedad Portuaria de Santa Marta.  

“Esto no significa que los puertos no fueran de interés para el grupo, tomamos esta decisión porque era una posición minoritaria y habían pocas posibilidades de crecer”, según lo precisó el presidente de Odinsa.

Con esa movida empresarial la compañía no solo redireccionó su negocio sino también obtuvo recursos adicionales por cerca de US$200 millones para posicionarse en el área de infraestructura.

En esta área también hubo jugadas importantes, una de ellas fue concentrarse en las concesiones viales más importantes para poder desplegar todo su modelo de gestión.

Fue así que pasó de tener 9 concesiones viales en el 2015 a solo cuatro al cierre de 2016.

Todas estas decisiones estratégicas se han tomado de la mano del Grupo Argos, el cual adquirió en septiembre de 2015 una participación de 54,75% de Odinsa.

Una de las movidas más importantes en conjunto fue la ampliación de su participación en la concesión Pacífico 2, una de las obras más ambiciosas del proyecto de vías de cuarta generación (4G), en donde pasó de tener 25% a % al 78,85%.

Mauricio Ossa explica que este proyecto, que conectará al departamento de Antioquía con el Pacífico,  avanza “sin ninguna dificultad”. De hecho, comentó que a la fecha ya se consiguieron el 100% de las licencias ambientales y el 91% de las prediales.

Lea también: Grupo Argos se convierte en el principal accionista de Odinsa y Opain

“Es un proyecto extraordinario en el cual tenemos una expectativa muy grande”, añadió Ossa, al destacar el adelanto que presentan varios de los tramos del proyecto Pacífico 2.

En materia vial, Odinsa también entregó la primera unidad funcional de las autopistas 4G, que consistió en la rehabilitación de 54 kilómetros del corredor La Pintada-Primavera.

Este proyecto, que prevé una inversión de $1,3 billones, tiene definida la construcción de 43 puentes, 37km de doble calzada, 3km en calzada sencilla y 2,5 km de túnel.

Otro de los caballitos de batalla de Odinsa es la ampliación del aeropuerto El Dorado de Bogotá, recién nombrado el mejor de Suramérica en los World Airport Awards entregados en Ámsterdam (Países Bajos) por Skytrax.

El Dorado además pasó del puesto 46 al 42 en el “Ranking Top 100 Airports” y se posiciona como el primer Aeropuerto Latinoamericano.  Del 2014 al 2017, la terminal ha subido 218 puestos, ratificando su buen momento.

Ossa subrayó que estos reconocimientos, en parte, se han dado por las obras de ampliación que se adelantado en los últimos años y que han permitido ampliar la capacidad del aeropuerto, que pasó de tener 50.000 metros cuadrados disponibles en 2007 a 224.000 en el 2017.

En los últimos diez años la compañía también pasó de mover solo 8 millones de pasajeros al año a 32 millones. Además, sumó 14 posiciones de abordaje nuevas con lo cual ya completó 41.

“Los colombianos nos deberíamos sentir orgullos, de tener un activo como esos. El 46% de los extranjeros que entran a Colombia llegan por el aeropuerto El Dorado”, añadió Ossa.

Al ser cuestionado con respecto a los adelantos del aeropuerto El Dorado 2, que se planea construir entre los municipios de Madrid y Facatativá (Cundinamarca), Ossa manifestó que avanza a paso lento pero seguro.

“En este momento hay un proceso en curso de licitación recientemente adjudicado, para un grupo de compañías que tienen que continuar con las evaluaciones, técnicas y financieras de ese aeropuerto”, detalló.

Y aunque afirmó que la discusión sobre el aeropuerto El Dorado 2 aún es prematura desde el lado de Odinsa dado que aún hay que esperar los resultados de esos análisis, sí aseguró que la compañía está interesada en apostarle a este tipo de proyectos con decisión.

“Al ser Odinsa uno de los operadores  más importantes de la región, está interesado en lo que hemos llamado el sistema aeroportuario de Bogotá, que debe contemplar el hecho de seguir ampliando el aeropuerto El Dorado y sumar una segunda facilidad aeroportuaria, o cualquier alternativa posible”, concluyó.

Le podría interesar: Colombia: Una mirada sobre la nueva distribución accionaria de Odinsa

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.