| 7/28/2016 10:30:00 AM

Rappi: La aplicación colombiana de domicilios y favores brilla en Silicon Valley

Con la premisa de “darle gusto al usuario en todo”, un grupo de emprendedores colombianos desarrolló una aplicación móvil en la que las personas pueden pedir domicilios, favores y hasta dinero en efectivo.

Rappi se fundó en agosto del año pasado y ya es catalogada como un caso de éxito en Silicon Valley (EE.UU), al ser seleccionada por la aceleradora de ‘startups’ o empresas jóvenes Y Combinator para uno de sus programas entre más de 15.000 empresas.

Tras participar en el evento global de emprendimiento e innovación Demo Day, los empresarios colombianos lograron captar el interés de unos 160 fondos de inversión de la talla de Andreessen Horowitz y Foundation Capital.

Es preciso señalar, que han sido estas mismas organizaciones las que en su momento facilitaron los recursos económicos para que empresas del sector tecnológico como Airbnb, Netflix y Facebook se pusieran en marcha.

Lea también: El millonario negocio de mercar por internet

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero el director ejecutivo de Rappi, Simón Borrero, quien describe a la compañía como “un centro comercial virtual que reúne todo lo que está en tu zona y te lo lleva en minutos”.

“En Rappi ayudamos a las personas a ahorrar tiempo y dedicarlo en actividades que le generen mayor valor en un mundo cada vez más evolucionado”, apuntó.

El directivo relató con orgullo que Rappi empezó como un experimento en el norte de la capital colombiana y rápidamente escaló hasta llegar a las ciudades de Barranquilla, Medellín y próximamente en Cali.

Borrero destaca como una de las claves el hecho de que fueron una de las primeras empresas digitales que permitieron realizar pagos con dinero en efectivo, lo cual les dio “acceso a cientos de miles de personas que no habían podido participar del comercio electrónico”.

La popularidad de esta herramienta aumentó al punto de que ahora se ha expandido a Ciudad de México y próximamente sus encargados esperan incursionar en el mercado brasileño, en donde cuentan con el apoyo de varios fondos de inversión.  

Lea también: El comercio electrónico atraviesa su mejor momento en Colombia

Parte del éxito de está  ‘app’, disponible en sistemas operativos iOS y Android, se debe a que integra una diversa oferta comercial compuesta por más de 25.000 productos que son entregados en un tiempo record de entre 12 (en tiendas de barrio) a 30 minutos (en restaurantes).

Desde restaurantes, cadenas de supermercados, farmacias y hasta tiendas de barrio, son solo algunos de los establecimientos cubiertos por Rappi a través de su sistema de domicilios.

Lo curioso es que son los mismos empleados (o rappitenderos como se les conoce) quienes se encargan de realizar las compras según las indicaciones de los usuarios para luego transportarlas en medios tradicionales como la bicicleta.

Una de las ventajas de la aplicación es que no existe una tarifa mínima del encargo, pues se puede pedir hasta un chicle desde $1.900, que es el costo inicial de cualquier domicilio. 

Lo mejor es que el usuario puede ver desde su teléfono en cuánto tiempo va a llegar el domicilio, quién lo va a traer, entre otros detalles relevantes de la operación gracias al sistema de GPS incorporado.

A pesar de que esta compañía se dio a conocer en el mercado colombiano con los domicilios, Rappi ha ampliado su gama de servicios y ahora sus empleados también realizan ‘favores’ como sacar a pasear a una mascota, pagar los servicios públicos e incluso hasta jugar Play Station con algún solitario (una hora vale $7.500).

Aunque uno de los servicios que ha empezado a ganar protagonismo en los últimos meses es el Rappicash, una modalidad con la cual las personas pueden solicitar que les llegue dinero en efectivo y de manera inmediata a su casa luego de cancelar con la tarjeta de crédito. 

Es tal la importancia de esta modalidad que Simón Borrero reconoce que incluso venden más este servicio que productos de consumo masivo como una botella de Coca-Cola.

Sin embargo, los empresarios prevén ir más allá en materia de servicios pues además prevén integrar próximamente a su plataforma la oferta comercial de cientos de emprendedores que carecen de visibilidad en el mercado.

Con el impulso de estos nuevos productos esperan aumentar el número de usuarios que, en la actualidad, se  calcula en 400.000 (entre Colombia y México). Adicionalmente, esperan jalonar  su facturación hasta llegar a los US$10 millones mensuales para noviembre de este año.

“Actualmente en Rappi estamos entregando por mes 130.000 pedidos. En 2015, hemos llegado a superar los más de 300,000 pedidos, algo jamás logrado por emprendimientos similares a Rappi en Estados Unidos y Europa”, concluyó Simón Borrero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?