| 4/4/2017 12:01:00 AM

Cada vez menos colombianos tienen una visión positiva del emprendimiento

La aceptación sociocultural hacia la creación de empresas ha registrado una tendencia negativa desde el año 2012, cuando ese indicador llegaba al 78% de las personas que opinaba que el emprendimiento era una elección deseable de carrera profesional.

Esta fue una de las principales conclusiones más relevantes del estudio Global Entrepreneurship Monitor 2017 (GEM), en el cual se muestra que cada vez menos personas tienen una visión positiva del emprendimiento. 

Y es que de tener un grado de aceptación por parte del 78% de la población, el emprendimiento pasó a tener un respaldo del 77% en 2013 y del 71% en los años 2014 y el 2015.

Para el 2016 ese indicador nuevamente volvió a caer y ahora se ubica en un grado de aceptación del 66% de la población.

Como parte de este análisis se determinó que algunos de los factores que influyen en esta decisión son el estatus y el respeto que tienen los emprendedores en la sociedad, así como la atención que reciben por parte de los medios de comunicación.

Siga las historias de emprendedores colombianos éxitosos en nuestra sección

En este sentido los encargados del estudio, respaldado por las universidades ICESI, EAN, Javeriana, del Norte, Cooperativa de Colombia y CECAR, afirman que “es necesario que todos los medios de comunicación desarrollen y publiquen con más frecuencia historias de empresarios locales exitosos”.

Justamente, invitan a la sociedad a hacer visibles sus contribuciones en la generación de valor, empleo, y bienestar; “de forma tal que sean el referente de modelos a imitar para la población colombiana”.

A pesar de que la aceptación sociocultural hacia el emprendimiento viene en caída, Colombia sigue siendo el tercer país del mundo y el primer latinoamericano con el mayor porcentaje de empresarios intencionales.

Justamente, el año pasado el 53% de la población colombiana expresó su intención de crear empresa en los próximos 3 años. Sin embargo, el informe sugiere que es “necesario acompañar a estos colombianos para que su intención se convierta en una auténtica acción empresarial”.

Lea también: Colombianos tienen una de las mayores intenciones para emprender en el mundo

Y es que uno de los fenómenos que se han registrado en el país en los últimos años es que los colombianos no concretan su intención de crear empresa, dado que de la totalidad de personas que quieren hacerlo solo un 16% lo hace realidad.

En este sentido, el informe explica que las instituciones encargadas de fomentar la actividad empresarial deben desarrollar acciones que permitan fortalecer las competencias requeridas para hacer de este sueño una realidad.

Otro de los fenómenos del ecosistema del emprendimiento local es que los empresarios nacientes no están concretando su objetivo de formar un negocio por culpa de la falta de la financiación.

“Los programas de acompañamiento y financiación deben revisarse pues, en este paso, se está perdiendo un porcentaje alto de iniciativas empresariales con potencial de crecimiento”, explica el GEM.

Recomendado: La financiación, el ‘talón de Aquiles‘ de los nuevos negocios en Colombia

Justamente la financiación empresarial en Colombia fue calificada por los expertos con 2.2 en una escala de 5.0, lo cual indica que los emprendedores no cuentan con suficientes fuentes de financiación como: ángeles inversionistas, capital propio, deuda bancaria, subsidios públicos, capital de riesgo, crowdfunding, y oferta pública de venta.

Por esta razón la falta de financiación fue uno de los factores por los cuales el 18% de los emprendedores criollos tuvo que vender, cerrar o abandonar su iniciativa. Sin embargo, tuvieron más influencia en dicha decisión factores como el nivel de rentabilidad (30%) y las razones personales (22%).

No todo es negativo en  el informe, ya que también se evidenció que la Tasa de Actividad Empresarial Temprana (TEA) alcanzó en 2016 uno de los valores más altos en la historia colombiana al llegar al 27%.

Así mismo, la proporción de empresarios establecidos aumentó de 6% en 2014 a 9% en 2016. De esta forma se revertió una tendencia negativa que había sido muy preocupante durante los últimos 4 años.

Una mirada al emprendedor colombiano

Como parte de este informe también se identificaron algunos de los rasgos más notorios del ecosistema del emprendimiento nacional.

Por ejemplo, muestra que en los últimos 5 años la disparidad de género en los empresarios nacientes y nuevos (TEA) presenta una tendencia decreciente, de 1,8 hombres por cada mujer en 2013 a 1,2 en 2016.

Mientras que la disparidad de género de los empresarios establecidos se mantiene constante alrededor de 2, es decir, que por cada mujer empresaria hay dos hombres.

El informe también expone la correlación directa que existe entre el nivel educativo y la actividad empresarial. En 2016, por ejemplo, la intención de crear empresa por parte de colombianos con postgrado fue del 33%, mientras que la propensión de colombianos sin educación primaria fue del 6%.

En cuanto a las razones por las cuales los colombianos deciden emprender, GEM aclara que para el 58% de los emprendedores fue la identificación de una oportunidad de mercado, frente a un 13% de los colombianos que lo hace por necesidad.

Además, casi el 90% de los empresarios colombianos nacientes y nuevos (TEA), consideró que tener una mayor independencia y aumentar sus ingresos fueron las razones más importantes por las cuales desarrollaron la oportunidad de empresa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.