| 7/1/2016 12:10:00 AM

¿Por qué Latinoamérica debe impulsar un mayor nivel de ahorro?

Mejores medidas gubernamentales, la promoción del ahorro en los hogares y el impulso de la productividad, hacen parte de las medidas expuestas por el BID para impulsar el ahorro en la región latinoamericana.

Una agenda integral para movilizar y estimular el ahorro, combina políticas públicas que estimulan el mismo de manera directa con políticas que funcionan de forma indirecta removiendo los obstáculos que impiden que los agentes ahorren y lo hagan eficientemente.

De acuerdo con una reciente publicación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID): ‘Ahorrar para Desarrollarse, cómo América Latina puede ahorrar más y mejor’, mejorar la eficiencia con la que se utilizan los ahorros también requiere eliminar las distorsiones que generan una mala asignación de los recursos económico y restringen el crecimiento de la productividad.

Afrontar el problema de las jubilaciones

Según el BID, una de las soluciones para el problema del ahorro en América Latina requiere reparar los problemas que enfrentan los sistemas jubilatorios. Además, la mayoría de los sistemas de la región se enfrentan a problemas estructurales asociados con la informalidad y con las bajas tasas de aportes.

Si son muy pocas las personas con cobertura o que contribuyen al sistema, o si los aportes a lo largo de la vida laboral de un individuo no alcanzan a proporcionar los beneficios jubilatorios adecuados al momento del retiro, el gobierno tendría que desembolsar recursos para compensar el déficit.

Promover el ahorro de los hogares

A nivel del hogar, el ahorro en la región latinoamericana se encuentra distorsionado por diferentes factores, dentro de los que se encuentran:

  • Altos costos de acceso y uso del sistema financiero
  • Falta de confianza en el sistema financiero
  • Escaso conocimiento sobre el funcionamiento de los bancos
  • Deficiente regulación financiera
  • Sesgos de conducta

Según el BID, la inclusión financiera exitosa requiere algo más que tan solo abrir nuevas cuentas bancarias, significa desarrollar productos de ahorro a la medida de las demandas de los clientes potenciales teniendo en cuenta las limitaciones a las que se encuentran las personas en la vida real.

“Una perspectiva prometedora para crear una cultura del ahorro en América Latina y el Caribe es la educación financiera, focalizada sobre todo en los niños y los jóvenes. Los hábitos de ahorro son más fáciles de inculcar durante los primeros años, cuando el cerebro todavía se está desarrollando y el aprendizaje es fácil”, afirma el documento.

El impulso de la productividad

La evidencia internacional demuestra que, históricamente, un aumento del ahorro interno coincide con un mayor crecimiento económico  solo cuando el aumento del ahorro se ve acompañado de un mayor crecimiento de la productividad, aclara el BID. Esta relación destaca dos puntos:

  • Para que un mayor ahorro tenga un impacto en el crecimiento, el ahorro debe utilizarse de forma conveniente, es decir, debe canalizarse hacia la inversión productiva.
  • Un incremento del ahorro puede sostenerse en el largo plazo cuando se asocia con incentivos permanentes para que los individuos ahorren. Así mismo, los incentivos del ahorro son mayores cuando la productividad crece más rápido.

Que se vislumbra a futuro

Es importante tener en cuenta que el ahorro es un ítem fundamental en la economía a nivel hogar y nivel país. Por estos motivos, el BID en su publicación plantea ciertas metas estratégicas para los hogares, las empresas y los gobiernos de la región.

  • Gobiernos deben crear un entorno favorable para el ahorro, lo cual debería convertirse en una prioridad de las agendas de políticas públicas de la región.
  • Gobiernos deberían promover y facilitar el desarrollo de sistemas financieros que ofrezcan una alta gama de instrumentos de ahorro e inversión para hogares y empresas.
  • Las personas de la región deben desarrollar una cultura del ahorro. “Actualmente, hay demasiadas personas en la región que no consiguen ver los beneficios del ahorro. Una cultura se construye de abajo hacia arriba. Comenzar tempranamente en la vida con una educación financiera sobre el rol del ahorro es un elemento fundamental para el éxito”.
  • Los Gobiernos de la región pueden generar más ahorro gastando de forma eficiente. Durante temporadas económicas difíciles, mejorar la eficiencia puede ser la única forma viable para aumentar el ahorro público porque evita un complejo ajuste fiscal tradicional (como subir impuestos o reducir gastos).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?