Opinión

  • | 2018/05/07 00:01

    ¿Qué tan cerca está el desarrollo de Colombia?

    No podría creer que la Tierra es plana, aunque una encuesta diera como mayoritario este resultado. No me importa si Fajardo va punteando o no las encuestas, solamente creo que es la mejor opción para llevar a cabo esta tarea de transformación política, económica y social.

COMPARTIR

Estoy completa y profundamente convencido en el potencial de crecimiento económico y bienestar social de Colombia. No obstante, los hechos muestran que no se ha aprovechado ese potencial. También estoy seguro de que las causas de la situación económica actual no son una equivocación teórica, ni falta de conocimiento; es imposible pensar que nuestros dirigentes puedan ser así de ignorantes.

El 27 de mayo se escogerá entre dos visiones de país. La primera: seguir el camino actual, el del rebusque, las importaciones masivas, la pérdida de la soberanía alimentaria, la mala calidad en salud y educación, los desfalcos, impuestos regresivos como el IVA, la corrupción y lo que ha llevado a Colombia a ser el octavo país más desigual del planeta. La segunda: cambiar esta orientación y comenzar a construir un camino de creación de riqueza y de superación de la inequidad. No es una decisión menor, es la diferencia entre parecernos más a Haití o emprender la ruta hacia el desarrollo.

¿Qué se debe hacer? el círculo virtuoso de creación de riqueza de las naciones, desde la revolución industrial hasta nuestros días, inicia con la producción. Para ello Colombia debe diversificarse productivamente y mejorar la eficiencia de su aparato productivo. No se puede seguir viviendo del milagro de los precios del petróleo, sino apostarle a la creación de mercancías con valor agregado.

Recomendado: ¿El petróleo tiene futuro?

Con más producción se logrará resolver otro de los problemas económicos y sociales causados por el pésimo manejo económico actual: crear empleos que requieren capacitación, estables, de calidad y bien remunerados. Acabar con el rebusque, para tener más poder adquisitivo y más cobertura en seguridad social, es la prioridad número uno en materia de bienestar.

Con más empresas produciendo y más personas en trabajos decentes, el Estado tendrá más recursos tributarios disponibles para dotar al país de elementos de competitividad. Por eso, paralelamente a este plan estructural, se requiere un plan de choque para reactivar la economía, dirigido a la infraestructura, energía, telecomunicaciones, que mejoren el costo país.

Cumplir con lo anterior tiene unos condicionamientos: i) la educación debe ser un eje fundamental de la política pública. ii) El Estado debe ser amigo de las empresas, no intermediario de negocios particulares.  iii) El desarrollo debe considerar la sostenibilidad ambiental. iv) El gasto público debe ser adecuado y eficiente. v) Ninguna nación en la era moderna se ha desarrollado sin invertir generosamente en la ciencia y la tecnología. vi) Se debe hacer una revisión seria y responsable de la política comercial del país, comenzando por la evaluación de los TLC. vii) Es imposible, sencillamente imposible, el desarrollo económico y la prosperidad social con los niveles actuales de corrupción. Cada peso que se le quite a la corrupción debe servir para invertirse productivamente, en la educación, por ejemplo.

Puede interesarle: Reindustrializar, es la prioridad

Este modelo debe despertar el mayor entusiasmo y propiciar la más amplia unidad de empresarios y trabajadores nacionales. Es la forma más sensata de alcanzar el crecimiento económico y la prosperidad social, sin expropiaciones, sin asistencialismos demagógicos, sin aventuras e improvisaciones, sin aislarnos ni romper relaciones con ningún país, sin coimas para pagar favores políticos.

Lo que acabo de describir es un resumen del programa económico de Sergio Fajardo, con total certeza la propuesta más elaborada y realizable, capaz de cambiar la orientación económica y social del país para beneficio de las mayorías. Como profesor universitario he aprendido a pensar en clave de la búsqueda de la verdad, con hechos comprobables. No podría creer que la Tierra es plana, aunque una encuesta diera como mayoritario este resultado. No me importa si Fajardo va punteando o no las encuestas, solamente creo que es la mejor opción para llevar a cabo esta tarea de transformación política, económica y social.

Lea también: Otros ocho años de crecimiento perdidos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 541

PORTADA

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.