Opinión

  • | 2016/02/09 00:01

    Académicos vs. consultores de empresas familiares

    Los consultores de empresas familiares tenemos que saber sacarle el provecho a las investigaciones de calidad vs. aquellas que no tienen una base científica importante.

COMPARTIR

Por un lado los consultores con una visión muy pragmática, hacen mención a que los académicos investigan temas muy poco útiles o  diseñan modelos poco aplicables a las realidades de sus clientes; así como también, critican los fundamentos de sus investigaciones, sobretodo, en lo relacionado a los temas de empresas familiares.

El número de casos que se mencionan en la investigación no es significativo, claramente hay un resultado muy  tendencioso y  poco objetivo (Sciascia y Mazzola, 2008; Westhead y Howorth, 2006). El problema deriva en que para los investigadores es relativamente fácil tomar aquellos datos de las empresas de familia que son de origen “público” o que cotizan en los mercados de valores, pero el número comparativo de estos datos, no es representativo para una muestra lo suficientemente significativa para siquiera tener o lograr detectar una tendencia clara y que tenga una aplicación más allá que el fundamento teórico; por el otro lado los académicos acusan a los consultores de su demasiada banalidad y de que solo miran el lado pragmático o comercial, con una visión de muy corto plazo.

En las investigaciones que hay disponibles sobre la estructura de propiedad, su influencia en la composición de la junta directiva y los resultados históricos  de la compañía, durante muchos años no se tenía evidencia cierta acerca del impacto positivo en los resultados económicos, sin embargo, posterior a la práctica de trabajar el tema de diseñar y estructurar juntas directivas, pudiera decirse de manera empírica, que la pregunta que habría que reformularse por sí sería: ¿Es demostrable que una junta de alto impacto tenga resultados económicos  positivos en la empresa?     

A esto me refiero con investigar temas irrelevantes, sobre todo cuando los datos no son de alta calidad pero de cualquier manera  se incorporan en las matemáticas del proceso investigativo. Con esto quiero decir, que no es claro si  la  información es valiosa o confiable.  ¿Qué podemos sacar de una muestra genérica donde se tiene o no una junta directiva conformada por un equipo de alto impacto vs. un equipo de bajo impacto? ¿En qué nos puede ayudar de manera práctica una investigación genérica, cuando primero habría que definir qué es un equipo de alto impacto? y luego tomar una muestra significativa de juntas directivas conformada por equipos de alto rendimiento o de bajo rendimiento, y solo en ese momento tratar de contestar la pregunta: ¿Se tendría o no un impacto negativo o positivo, de tener una junta directiva conformada por un equipo de alto impacto o uno bajo impacto?  

Es de mencionar la importancia del cuidado que se debe tener con la información que se publica, en dónde se puede anunciar con bombos y platillos que se ha encontrado evidencia de una cosa o de la otra, cuando la calidad de los datos no es alta o cuando las preguntas derivan de una investigación muy genérica y  poco descriptiva.

Otra investigación publicada recientemente menciona el impacto que pueda llegar a tener en los resultados de la empresa la composición de la junta directiva en lo relacionado al número de miembros que sean de la familia propietaria o externos, lo cual me genera una enorme inquietud, dado que, depende de si los miembros de familia o los externos son experimentados o han desarrollado las habilidades necesarias y el conocimiento para ser parte de un equipo de alto impacto.

El mundo exige y hace un llamado a tener más calidad y seriedad incluso en el campo de la investigación y no solo por tener un “título de investigador” hace merecedor de tomar los resultados que se publican como la verdad absoluta y revelada.

Los consultores tenemos que saber sacarle el provecho a las investigaciones de calidad vs. aquellas que no tienen una base científica importante.

Lea también: Los modelos de negocio de las empresas familiares necesitan innovación

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 544

PORTADA

5.000 empresas: Dos décadas de evolución empresarial

Hace 25 años nació Dinero y para esta edición hemos querido traer no solo 25 historias empresariales que ejemplifiquen las transformaciones que han tenido las compañías en Colombia –a través de 5 grupos–, sino también la evolución del ranking en estos últimos años.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.