Opinión

  • | 2018/01/24 00:01

    De burbujas y criptomonedas

    ¿Se trata el bitcóin de una burbuja? En días pasados el precio de esta moneda virtual se desplomó de US$20.000 a US$10.000, aunque algo volvió a subir a finales de la semana.

COMPARTIR

El reconocido economista Hyman Minsky tipificó las siete etapas de una burbuja, fases que fueron traducidas por el economista español Alberto Noguera: Fase 1 - Planteamiento: Toda crisis financiera comienza con una perturbación. Puede ser el invento de una nueva tecnología, como las criptomonedas. Fase 2 - Los precios comienzan a subir: Según los precios van aumentando más, la gente empieza a notarlo. Fase 3 - Crédito fácil: Toda crisis financiera necesita combustible para el cohete, y solo hay una cosa que este cohete quema: crédito barato. Fase 4 - Recalentamiento del mercado: El crédito fácil se va notando, el mercado comienza a recalentarse. Las subidas de precios atraen a los bobos, los codiciosos y los desesperados por meterse en el mercado. Así como un fuego necesita más combustible, la burbuja necesita más forasteros. Fase 5 - Euforia: La burbuja entra ahora en su fase más trágica. Saldrán algunas voces prudentes y dirán que la burbuja no puede seguir más. Fase 6 - Los expertos recogen beneficios: Los expertos comienzan a vender e intentan escurrirse sin ser percibidos. El hecho de que esos expertos vendan es ya el principio del fin. Fase 7 - El estallido: El edificio se quema y todo el mundo corre hacia la puerta. Llega el pánico. Los precios se desploman, el crédito se corta, y las pérdidas comienzan a acumularse.

Visite: ¿Qué es y cómo funciona bitcoin?

En realidad muy pocas cosas le deben sorprender a uno de la Venezuela de Maduro. Sin embargo, una de las noticias más asombrosas en las últimas semanas ha sido la intención del gobierno de sacar una supuesta criptomoneda: el Petro. En teoría, y según Maduro y sus asesores, con los precios actuales, 100 millones de Petros recaudarían alrededor de US$6.000 millones. Esta cifra sería suficiente para pagar dos tercios de las obligaciones de Venezuela con los tenedores de bonos internacionales con vencimiento este año y quizás evitar un impago total de la deuda. El problema con dicha hipótesis es que no existe ninguna, absolutamente ninguna posibilidad de que se recaude esta cifra. La razón es que hay una enorme diferencia entre el precio de venta de un barril de petróleo FOB y un barril de petróleo en reservas. El primero puede efectivamente valer 60 dólares, mientras que el segundo vale entre 6 y 8 dólares. Los venezolanos lo máximo que pueden aspirar en los mercados internacionales es que 100 millones de Petros les aporten entre 600 y 800 millones de dólares.

Pero el segundo problema es más grave dado que de criptomoneda el Petro no tiene nada. Francisco Monaldi, un experto en petróleo venezolano del Baker Institute, afirma que todo el plan es algo ridículo: “El Petro es una criptomoneda que no es cripto. Respaldada por reservas que no son reservas. Que solo puedes monetizar mediante una producción que está colapsando y emitida por un Gobierno en impago y sin dólares”. Jorge Millán, un legislador venezolano, apunta: “El Petro es una venta a futuro de petróleo venezolano. Y está hecha especialmente para la corrupción.” Maduro, acompañado de las Fuerzas Armadas, puede forzar a punta de bayoneta a que los empleados públicos acepten como pago el Petro. Lo que no puede hacer, bajo ninguna forma, es obligar a los tenedores de bonos extranjeros a recibir Petros.

El aumento temporal en los precios del petróleo y eventualmente del carbón son sin duda importantes para una economía como la nuestra, peligrosamente estancada. Debemos intensificar la venta del petróleo y de carbón en el exterior, porque lo que no hay que olvidar es que el petróleo y el carbón son los combustibles del pasado; y en los próximos lustros o va a estar totalmente prohibido su uso o no va a haber mercado. En otras palabras, lo que no vendamos hoy y en los próximos años, no lo vamos a vender nunca.

Visite: “El bitcoin llegará a los US$100.000 en 5 años. Pero esto es irrelevante”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.