| 5/15/2014 10:30:00 AM

Turismo náutico se toma Cartagena

Catorce veleros, de los cuales siete son buques insignias de igual número de países, serán hasta el próximo lunes la atracción turística de la ciudad amurallada durante el Sail 2014.

Con el fin de promover el desarrollo del turismo náutico en el país, Cartagena de Indias realiza el Sail 2014. El turismo náutico podría generar inversiones por más de US$1.200 millones y generar empleos especializados en litorales colombianos.

Irvin Pérez, Director de Planeación de la Corporación Turismo Cartagena de Indias (Corpoturismo), señaló que estas inversiones estarían representadas, según cálculos oficiales, en la construcción de marinas y sitios de atención a los navegantes de las dos costas colombianas, así como en los ríos y lagunas.

El funcionario dijo que los empleos estarían enfocados en la prestación de servicios para este tipo de turismo en el cual el país tiene gran potencial, por estar fuera de la ruta de los huracanes y tener un clima estable durante todo el año. Por el Caribe circulan anualmente alrededor de dos millones de embarcaciones deportivas al año.

“El turismo náutico es un sector en pleno desarrollo en el país, que en el corto plazo se convertirá en un potenciador de la oferta turística nacional, y por ende contribuirá a la captación de turistas provenientes de mercados con alto poder adquisitivo”, resaló Pérez.

Para la realización del Sail 2014, la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolivar, gestionaron junto con Corpoturismo, a través del Fondo de Promoción Turística (Fontur), recursos por valor de $800 millones.

Este año esperan recibir 200 mil visitantes, pues el año pasaron tuvieron una asistencia de 160 mil personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?