Dinero.com Revista Dinero

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

| 6/29/2013 5:27:00 PM

Santos quiere conciliar

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, invitó hoy a los líderes de la protesta campesina del Catatumbo a una reunión, el martes, en Bogotá, en procura de lograr un acuerdo para levantar el paro que comenzó el pasado 10 de este mes y que ha dejado cuatro muertos y decenas de heridos.

"Quiero invitar a los líderes de los campesinos del Catatumbo, región del departamento de Norte de Santander, fronteriza entre Colombia con Venezuela, el martes a Bogotá", dijo Santos a periodistas desde Chaparral, en el departamento del Tolima (sur), donde inauguró una central hidroeléctrica.

La propuesta de Santos surge después de que los diálogos entre delegados del Gobierno y campesinos realizados en el departamento de Norte de Santander, no solucionaran la protesta de los labriegos.

Los campesinos reclaman del Gobierno que se suspenda la orden de erradicación manual de hoja de coca en la zona, alternativas a esos cultivos ilícitos, la declaración de una Zona de Reserva Campesina y el fin de los grandes proyectos de minería y agroindustria.

Santos señaló que en Bogotá estarán los ministros del Interior, de Hacienda, Agricultura, Defensa y el Alto Consejero para el Diálogo Social, Luis Eduardo Garzón, para que "se sienten y lleguemos a unos acuerdos. Estoy seguro de que si hay voluntad, podremos llegar a acuerdos".

Al decir de Santos, esos acuerdos les van a permitir a los campesinos del Catatumbo progresar, obtener recursos para su propia prosperidad, sino que se les van a evitar muchos dolores de cabeza a Ocaña y a todas las ciudades que se están viendo ya afectadas con esos paros.

Los diálogos entre los delegados del Gobierno y los campesinos quedaron suspendidos desde la noche del viernes porque las partes no pudieron llegar a un acuerdo sobre las peticiones de los labriegos.

Los campesinos, que comenzaron su protesta el pasado 10 de este mes, le pidieron al Gobierno cambiar al consejero Garzón, de quien dijeron "enreda el diálogo, pero no ayuda".

Una de las voceras del paro Gilma Téllez, dijo a Efe que en un echo inusual, el Gobierno resulto presentando un "pliego", cuando los que "padecen la problemática son los campesinos" y quienes conocen la situación de la región abandonada por el Estado desde hace muchos años.

Y reafirmó que de todos modos "el paro sigue" porque además de que piden que la protesta se suspenda "lo que traen (las propuestas) no son buenas para el campesino".

La protesta congrega unos 16.000 manifestantes de la zona, de los cuales cerca de 11.000 están en Ocaña, y unos 5.000 en Tibú, una importante zona petrolera. EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×