| 11/11/2013 11:00:00 AM

Maquillan las gordas de Botero

El Museo de Antioquia trabaja en la restauración de 27 esculturas del artista colombiano Fernando Botero que están exhibidas en las calles de su ciudad natal, Medellín.

La Alcaldía de esta ciudad también está involucrada en esas tareas, que mantendrán las gigantescas esculturas parcialmente tapadas hasta el próximo 31 de diciembre, según estimaciones del museo.

El proceso de restauración toma unos tres días por cada pieza y otros dos más por su respectivo pedestal.

"Para el proceso de restauración se comienza con un lavado inicial empleando jabones neutros. Luego se elimina la pátina o capa protectora de las esculturas usando lijas suaves, esto se hace para acondicionar el bronce", explicó en la página del museo la restauradora María Adelaida Bohórquez.

A continuación, de acuerdo con Bohórquez, se aplica una nueva pátina y por último se pone una cera que protegerá a la escultura de la lluvia, el sol, la suciedad y la polución.

La última restauración a la que fueron sometidas las esculturas tuvo lugar en 2010, aunque cada tres o seis meses se les hace un mantenimiento rutinario.

De las 27 piezas en restauración, 23 se encuentran en la Plaza Botero, otras 3 en el Parque de San Antonio y una más en el Parque Berrío, en Medellín, la capital del departamento de Antioquia.

Aunque los voluminosos personajes que pinta y esculpe Botero desde la década de 1940 han dado la vuelta al mundo, el Museo Antioquia concentra la gran parte de su obra con 187 obras que en su mayoría el maestro ha donado a la institución.

Con 81 años de edad, Botero sigue en activo y de hecho ahora prepara una colección de 70 dibujos de sus emblemáticos "gordos" en acuarela, carbón, lápiz, lápices de colores y sanguinas inspirados en el Kamasutra, que será exhibida entre diciembre y enero en la galería Gmurzynska de Saint Moritz, Suiza.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?