| 5/20/2016 4:15:00 PM

¿Qué pasó con las declaraciones de renta de los ministros?

No son solo los congresistas, los ministros tampoco han hecho públicas sus declaraciones de renta a pesar de la invitación de Santos. Transparencia por Colombia alista campaña.

Los congresistas tumbaron el artículo de una ley que buscaba obligarlos a hacer públicas sus declaraciones de renta. Esto encendió el debate en redes sociales. Pero no son los únicos a los que se les está pidiendo más transparencia: Los ministros también están en el ojo del huracán. 

El pasado 27 de abril el presidente Juan Manuel Santos pidió a sus ministros que hicieran públicas sus declaraciones de renta y bienes como una medida de transparencia.

Desde entonces un solo par de funcionarios ha hecho la tarea. Uno de ellos fue Germán Arce quien publicó en Twitter la declaración que presentó al gobierno para poder posesionarse como ministro de minas. Arce tuvo ingresos en 2015 por $479 millones y sus bienes son dos apartamentos propios, una vivienda en leasing y un carro.

La propuesta vino de la ONG Transparencia por Colombia como una medida para evitar la corrupción. En los próximos días el colectivo lanzará una campaña para hacerle seguimiento al tema.

Por obligación, todos los servidores públicos debían presentar una declaración juramentada al Departamento Administrativo de la Función Pública sobre sus bienes e ingresos en el primer trimestre del año. En 2015 se recibieron 283.055 declaraciones de funcionarios de todos los niveles, desde secretarias hasta ministros, de acuerdo con informe de la DAF al Congreso. Los servidores públicos también deben presentar estas declaraciones al tomar posesión de su cargo y al salir de éste.

El tema es que ese documento tiene carácter reservado y sólo puede divulgarse si el dueño de la información lo desea. Ni la Dian ni el Gobierno tienen autorizado publicar la información tributaria de nadie. Es una cuestión de voluntad.

“Se está pidiendo es que esa información se haga efectivamente pública de manera que los ciudadanos puedan efectivamente hacerle seguimiento a esos documentos y que se pueda identificar si hay irregularidades o si hay incrementos patrimoniales que levanten alguna sospecha”, explicó a Dinero Elizabeth Ungar, directora ejecutiva de Transparencia por Colombia.

Hay temas sensibles. Por ejemplo, en muchos de estos documentos aparecen direcciones de los predios y los nombres de los hijos. Pero la información relevante para el público no son los domicilios de los ministros sino el valor de sus pertenencias.

Este año Chile instauró la medida y obligó revelar esta información a la totalidad de cargos directivos en ministerios, empresas estatales, fundaciones con mayoría del gobierno e incluso de universidades públicas. La información será colgada en un sitio web de datos abiertos para que cualquier ciudadano pueda consultarla. La presidenta Michelle Bachelet dijo que presentará una ley para que los presidentes chilenos hagan declaraciones de patrimonio e intereses de por vida.

Barak Obama, el presidente de Estados Unidos, es otro de los que se ha sumado a estas iniciativas de transparencia. Su última declaración de impuestos está disponible en la página web de la Casa Blanca. En 2015 Obama recibió US$394.454 en salario como presidente y unos US$56.000 en regalías por sus libros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?