| 5/25/2015 5:50:00 AM

Una década con crudo barato

Una década con crudo barato

Las estimaciones de la OPEC indican que por lo menos durante una década el precio del petróleo se cotizará en menos de US$100 por barril.

A mediados de agosto del año anterior los precios del petróleo comenzaron una recta descendente al punto de perder más del 50% de su valor en apenas tres meses.

El crudo se cotizaba en los mercados internacionales por encima de los US$100 en agosto de 2014 y para finales de ese año ya rodeaba los US$40 por barril. Finalmente en marzo de 2015 tocaría el mínimo, alrededor de los US$39 y desde entonces comenzaría a recuperar parte de lo perdido para finalmente estabilizarse entre los US$55 y US$60.

Si bien el crudo comenzó su etapa de recuperación los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC, por sus siglas en inglés) ven con muy pocas posibilidades que el crudo se vuelva a cotizar por encima de los US$100 al menos durante una década.

En el escenario más optimista planteado por la organización el crudo llegará a cotizarse en alrededor de US$75 por barril en 2015. Lo que sigue siendo un 25% por debajo del precio registrado en agosto del año anterior.

Incluso, en un escenario menos optimista asegura la organización que el petróleo sin refinar podría cotizarse en tan solo US$40. En todo caso, advierte la OPEC un crudo de US$100 no se contempla en ningún escenario ni siquiera remotamente probable.

En Colombia mientras el ministro de Minas y Energía, Tomás González, informaba en el congreso de Cinmipetrol que el país produjo 4.000 barriles adicionales con respecto al mes anterior, pasando de 1.021.000 a 1.025.000; los empresarios asistentes a este evento manifestaron reiteradamente su preocupación por los precios del crudo, ocasionada por razones como: sobreoferta y un raro ciclo de demanda, que seguramente no se repetirá, pues está siendo afectado por una decisión de Arabia Saudita de no dejarlo caer tanto.

Para Alberto Calderón Verti, presidente de Vetra Energy, lo de Arabia Saudita es una jugada política de muy largo plazo, mientras Ramón Espinasa, especialista líder de petróleo y gas del BID, explica que lo que está pasando tiene dos fundamentos: la sobreoferta en Estados Unidos y desaceleración de la demanda mundial de petróleo, por la desaceleración de la economía mundial y de la tasa de crecimiento de las economías asiáticas (China e India, en especial).
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.