| 5/14/2012 10:00:00 AM

Por cuarta vez, occidente del país se queda sin gas

Como se ha vuelto habitual cada vez que hay fuertes lluvias, el gasoducto Mariquita – Cali sufrió una ruptura que dejó sin servicio a 301 industrias y 96 estaciones de gas vehicular en el Valle y el norte del Cauca.

De nuevo, el occidente del país se quedó sin gas natural para vehículos e industriales.  Y aunque no ha sido especificado el motivo del nuevo accidente, es muy probable que, como siempre, sea culpa del invierno.

Pero, ¿hasta dónde la culpa es del invierno y no de un sistema frágil y con baja confiabilidad de suministro?

No es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que sucede: es la cuarta en menos de seis meses, lo que evidencia que ya es hora de pensar en soluciones efectivas a largo plazo.

Desde esta mañana, Gases de Occidente viene informando acerca de un daño en el gasoducto Mariquita - Cali, en el sector de Sabinas, por “causas aún no establecidas”.

Debido a esta situación fue es necesario suspender el servicio de gas natural a las industrias y estaciones de gas vehicular del Valle y Norte del Cauca, dijo la compañía dueña de la infraestructura.

Por ahora, se mantienen las condiciones de presión mínimas en el Sistema Nacional de Transporte, que permiten garantizar el suministro de gas para los sectores residencial y comercial, que actualmente operan con normalidad.

En el suroccidente del país hay 301 industrias y 96 estaciones de gas vehicular que funcionan con gas natural.

No es la primera vez

El gasoducto Mariquita – Cali ha sufrido cuatro “lesiones graves” entre noviembre de 2011 y mayo de 2012.

La primera, ocurrió el 17 de noviembre y se prolongó hasta el día 21. A raíz de las fuertes lluvias, se registró un deslizamiento de tierra en el sitio conocido como Alto de las Letras. 48 municipios se quedaron sin gas natural y sólo volvió cuatro días después.

La siguiente ruptura se registró tres semanas después, el 15 de diciembre, esta vez en el sector conocido como Petaqueros, en el departamento del Tolima. De nuevo, las culpables fueron las fuertes lluvias que presentaba la zona.

Por poco y 1,2 millones de habitantes pasan la Navidad sin gas natural, pero el servicio fue restablecido el 23 de diciembre.

El de enero volvió a romperse el tubo, como consecuencia de un movimiento masivo de terreno producto de las fuertes lluvias. 38 municipios estuvieron sin gas durante tres días.

Soluciones a la vista


¿Hasta cuándo el occidente del país dependerá de las lluvias para tener gas? Esa es la pregunta que se han hecho, en especial los industriales, quienes piden a gritos soluciones.

Una de las propuestas sobre la mesa es incrementar las tarifas del gas natural para realizar las cuantiosas inversiones que se necesitan para brindar una mayor confiabilidad en el servicio.

Pero un sistema de suministro confiable debe ser financiado por todos los agentes de la cadena: transportadores, distribuidores, y consumidores.

En algún momento, el Ministerio de Minas y Energía reconoció que cierta parte de la infraestructura de transporte de gas en el país es obsoleta, ya que algunos gasoductos tienen muchos años de existencia.

Es por eso que la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) se encuentra estudiando cuáles serán las contribuciones de los diferentes agentes de la cadena, con el fin de buscar solución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?