| 4/2/2014 4:00:00 PM

Minminas defiende petroleras tras crisis ambiental

Antes de ser un gran consumidor de agua, la industria hidrocarburífera es un gran productor y protector de este recurso.

El ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta Medina, explicó que la tragedia ecológica que ha venido dándose en Casanare ha generado una controversia en la que se han puesto de manifiesto algunas posiciones que tienden a atribuirle a la actividad petrolera la responsabilidad de lo que acontece.

Sin embargo, el funcionario señaló que los informes de las entidades que velan por el medio ambiente coinciden en que la situación de Casanare, y otras zonas del país, obedecen al cambio climático que está teniendo repercusiones mundiales.

Al respecto, las autoridades nacionales, encabezadas por el Ministerio de Ambiente, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam y el Instituto Von Humboldth, aseguraron que el fuerte verano por el cual atraviesa el departamento es una variación climática que puede ser considerada normal y que se acentuó por la deforestación, los cambios del uso del suelo, y el empleo de técnicas productivas no sostenibles que han afectado el agua.

“Somos el segundo país más biodiverso del mundo y el tercero en vulnerabilidad frente al cambio climático. Por esta razón, la industria hidrocarburífera se presenta no como una amenaza sino como una oportunidad para desarrollar proyectos que beneficien el medio ambiente e incluyan cuidado y protección del recurso hídrico”, afirmó el jefe de la cartera.

El titular de la cartera ministerial manifestó durante un evento que “el sector no es el problema, es parte de la solución”.

Sobre la disyuntiva entre agua y petróleo, el sector de hidrocarburos es una de las industrias más reguladas en el país y tiene requerimientos normativos vigentes que establecen estrictas medidas de manejo y producción del recurso hídrico en los proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos.

Antes de ser un gran consumidor de agua, la industria hidrocarburífera es un gran productor de este recurso. Por ejemplo, el campo Caño Limón produce un 99% de agua, que es dulce y que se puede disponer en las fuentes hídricas cumpliendo unos parámetros fijados por las autoridades ambientales.

“Agua y petróleo no son recursos excluyentes; agua y petróleo son recursos que podemos proteger y desarrollar si logramos aprovechar las oportunidades que el país presenta”, afirmo el ministro Acosta.

El Gobierno Nacional es consciente de que la actividad petrolera se debe dar de forma compatible con la sostenibilidad ambiental y con la gestión social del entorno.

“No puede ser que en las regiones operen empresas prosperas si las regiones no lo son. Por lo tanto la responsabilidad social de las empresas cumplen un papel fundamental para el desarrollo de la población y la protección del recurso hídrico”, finalizó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?