| 10/27/2013 7:00:00 AM

En busca del ahorro de energía

Una adecuada gestión energética en las empresas ayudaría a optimizar costos de producción y ser más competitivas en el mercado global, señalan expertos.

De acuerdo con la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), el sector productivo colombiano es el mayor consumidor de energía, al quedarse con cerca del 80% del consumo total que se reparten entre los sectores industrial, transporte, agropecuario, comercial y público. 

Por ello, para Rodrigo Velasco, gerente general de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) en el Valle del Cauca, el sector empresarial debe trabajar unido a la academia y al Estado, en temas de eficiencia energética, más aún en esta época de gran competencia mundial. 

“Actualmente, la racionalización de gastos en todas sus formas y la propensión para que la producción trabaje en aras de la sostenibilidad, es fundamental para el futuro de las empresas. Por ello, el tema de la eficiencia energética es clave, por un lado, para la racionalización de costos y por otro, para el cuidado del medioambiente”, aseguró el directivo de la ANDI. 

Según Velasco, el excesivo mal uso energético genera una buena cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que seguramente deteriorará el medio ambiente y tendrá una incidencia no solo en lo económico, sino en la salud de los ciudadanos. 

“El tema de la eficiencia energética debe aplicarse, no hay otra opción. Quien no sea capaz de ser eficiente energéticamente va a pasar trabajos, porque este tema como el de la innovación, la tecnología, la responsabilidad social y la transparencia son insumos fundamentales para que el valor del producto salga eficiente y sea competitivo”, sostuvo.

Empresas más productivas

Ómar Fredy Prías, profesor asociado de la U.N. y director nacional del programa en eficiencia energética, dijo que esa gestión representa grandes oportunidades para las empresas en temas relacionados con el ahorro de energía, el mejoramiento de los procesos, los indicadores del consumo de la energía y la producción, así como el manejo adecuado de equipos de operación y su mantenimiento, etc. 

“Estos cambios le podría representar al sector industrial entre un 5% y un 15% de ahorro de energía con acciones de baja inversión”, asegura Prías. 

De hecho, según cifras de la Dirección de Energía Eléctrica del Ministerio de Minas y Energía, en 2012 un total de 21.860 usuarios industriales dejaron de pagar $534.570 millones por concepto de la exención a la sobretasa del consumo de energía, mientras que el ahorro por la sobretasa del gas alcanzó los $78.900,5 millones. 

No obstante, en Colombia existe una norma internacional de gestión energética (ISO 500001) que apenas se está empezando a aplicar y a difundir, lo cual contribuye a que el mercado se organice en función a unos requerimientos homogéneos, dice el profesor Prías. 

“Hay falencias a nivel de políticas e incentivos en este tema; sin embargo, tenemos un conjunto de propuestas que le vamos a entregar al Estado, para que incentive este tipo de metodología en las empresas. Así podrán adoptar sistemas de gestión energética, mediante un incentivo tributario, tarifario o de acompañamiento”, concluyó el experto. 



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?