| 4/7/2010 7:00:00 AM

Medicina estética colombiana en crecimiento

La medicina estética está abriendo la posibilidad a médicos, empresarios e inversionistas de entrar en el negocio de la salud y la belleza, un sector que está creciendo en Colombia.

La demanda en Colombia y en el mundo de servicios y productos de bienestar –salud y belleza– ha estado experimentando un crecimiento significativo. Un ejemplo claro es Rada Cassab, una institución colombiana de medicina estética que en los últimos años ha triplicado sus cifras en utilidades, infraestructura y número de profesionales.

En Colombia, según Bibiana González, gerente de Rada Cassab, las cirugías de este tipo aumentaron un 30%. A nivel internacional, los servicios de salud y belleza pasó en el 2002 de US$200.000 millones a más de US$500.000 millones por año, según datos de Paul Pilzer, economista y autor del libro The wellness revolution.

Franquicias
El sistema de franquicias resulta ser un buena inversión y más en un mercado que está en expansión. Es gracias a este sistema que esta empresa colombiana ha permitido que un gran rango de personas pueda entrar más fácilmente en este negocio. El costo de una franquicia de Rada Cassab, incluyendo el valor de los equipos y montaje, está entre los $900 y $2.000 millones, dependiendo de la plataforma tecnológica que se seleccione de acuerdo al mercado.

El fundador y director general, Alejandro Rada Cassab, destaca que “al país ha llegado la democratización de la belleza, pues los tratamientos son cada vez más asequibles e incluso están tomando un enfoque social, pues ya no se trata de vanidad sino de bienestar, salud y hasta inclusión social o laboral”.

Cirugía sin dolor
Actualmente esta empresa colombiana de servicios de salud y belleza cuenta con una plataforma tecnológica con un centro de aplicación e investigación para compañías internacionales de láser, ultrasonidos y radiofrecuencia tales como Thermage, Cynosure, Lumenis, Revecomed y solta Medica.


Es gracias a estos equipos que se pueden reemplazar muchos procedimientos quirúrgicos que pueden llegar a ser dolorosos. Tanto los hombres como las mujeres prefieren este tipo de medios porque no generan incapacidad, no tiene riesgo, no hay cicatrices y no existe la posibilidad de transformación o deformación. El costo promedio de este tipo de cirugías varía entre los $2 y los $3 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?