| 12/13/2015 12:05:00 AM

Manizales quiere ser la ciudad universitaria más importante de América Latina

Manizales prevé convertirse en la ciudad universitaria más importante de América Latina y para ello se prepara en términos de movilidad, seguridad, cobertura y calidad de la educación tal y como un día lo hicieron Boston, Barcelona, Valparaíso o Salamanca.

Con solo 394.000 habitantes, cuatro universidades acreditadas (en toda Colombia hay unas 44) y un creciente ecosistema emprendedor, la capital del departamento de Caldas se proyecta internacionalmente con una de sus principales fortalezas: la calidad de vida. 

Esta ciudad, adornada por las montañas que conforman la cordillera de los Andes y desde las cuales se alcanza a divisar el imponente nevado del Ruiz entre las nubes, es una de las que más bienestar ofrece a sus habitantes.

Muestra de ello es que en el más reciente informe de la organización ‘Manizales Cómo Vamos’ el 86% de los ciudadanos manifestó su satisfacción con el lugar en el que vive y el 70% consideró que las cosas van por buen camino. 

Sobre este punto se refirió en una entrevista concedida a Dinero Pablo Jaramillo Villegas, miembro del consejo directivo de esa organización, quien considera que uno de los aspectos más atractivos de la ciudad fundada en 1849 por colonos antioqueños es “el bajo costo de vida”.

Y es que Manizales es hasta un 50% más económica para los estudiantes que una gran ciudad (Bogotá, Medellín y Cali), ya que vivir en la capital caldense vale “$1.000.000 al mes sin contar la matricula”, según una investigación citada por Villegas, actual gerente de la Fundación Luker.

Estos son solo algunos de los factores que explican por qué Manizales es la segunda urbe colombiana con mayor número de estudiantes en proporción a la población (9%), solo por detrás de Bucaramanga. De hecho, el número de jóvenes matriculados en los programas universitarios de la ciudad creció un 48% en los últimos 5 años, al pasar de 25.600 a 37.900 (de los cuales 15.000 son de otras regiones o países). 

Al segmentar el número total de estudiantes se evidencia que el 89% de ellos cursa programas de pregrado y el 11% restante de posgrado. Es preciso destacar que en la ciudad hay unos 200 jóvenes cursando doctorado, 1.000 especializaciones y 3.000 maestrías. 

Estos esfuerzos se han conectado con una robusta inversión en el sector de la educación, dado que en el 2014 el 47% de los recursos totales de la ciudad se destinaron a ese rubro ($146.000 millones). 

También se han articulado las universidades para generar intercambios de estudiantes, forjar conocimiento y desarrollar investigaciones en conjunto en distintas áreas. Uno de las más destacados es el Sistema Universitario de Manizales, compuesto por seis instituciones (Universidad Nacional, Autónoma, de Caldas, Católica, de Manizales, y la Fundación Luis Amigó). 

Este colectivo busca “mejorar la experiencia académica de estudiantes y docentes, al integrar los currículos de las universidades”, según explican sus responsables.

Una movilidad dinámica y un destacado trabajo en seguridad

Al ser una ciudad ‘pequeña’ y en términos generales organizada, Manizales por ahora se escapa de los problemas que predominan en la mayoría de las urbes en Colombia como es la congestión vehicular.

Este es uno de los factores clave para que la ciudad, cuyas inversiones en construcción y mejoramiento de vías alcanzó los $33.500 millones en 2014, se convierta en un sitio atractivo para los estudiantes latinoamericanos y de todo el mundo. 

La velocidad promedio en las vías de la ciudad es de 25,5 kilómetros por hora y esto permite que los recorridos en la ciudad se realicen en menos de media hora”, precisa el informe de la organización Cómo Vamos.

En dicho documento además se explica que el año pasado se destinaron más de $4.000 millones para fortalecer el sistema de transporte, compuesto principalmente por buses, microbuses, colectivos y el cable aéreo (juntos movilizaron a 204.490 pasajeros diarios en 2014).

Manizales también se esfuerza por reforzar su servicio público de bicicletas, un medio de transporte que ha ganado protagonismo en los últimos años gracias a una renovada conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, únicamente el 30% de los hogares tienen al menos una bicicleta, y de ellos solo el 2% la utiliza como un medio habitual. 

El hecho de que las ‘bicis’ se puedan movilizar en el cable aéreo ha favorecido a los habitantes del sur de la ciudad, pero aún se requiere articular esas acciones con los distintos medios de transporte ya que no hay protocolos establecidos. 

Otro de los aspectos fundamentales para las ambiciones de Manizales es la seguridad. En la encuesta ‘Cómo Vamos’ la proporción de ciudadanos que se sienten seguros en la ciudad se mantuvo igual que en el 2014 (49%). Ese indicador respondió a la reducción de todos los tipos de hurto durante el último año (8%), así como al descenso en la tasa de homicidios (22.000 menos). 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?