| 6/4/2013 12:04:00 PM

Los pobres ya no son un gasto

El encuentro entre el presidente Juan Manuel Santos y el exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, estuvo marcado por el intercambio de experiencias en la superación de la pobreza extrema.

Da Silva llamó la atención al explicar que los pobres deben ser vistos como una inversión y no como un gasto, como tradicionalmente se les ha visto en el mundo entero. Por eso señaló que en Brasil, durante su mandato, fue prohibido referirse a esta población con la palabra gasto.

“En mi gobierno era prohibido utilizar la palabra gasto para referirse a los pobres, porque para los ricos todo es una inversión y para los pobres es un gasto”, señaló el expresidente brasilero en Bogotá.

Para Colombia, Brasil es un ejemplo pues los indicadores son positivos en temas sociales, por ejemplo, 36 millones de personas salieron de la pobreza extrema y 40 millones pasaron a la clase media.

Lula dijo que su obsesión siempre fue sacar a los pobres de esa condición y mostrarle al mundo que sí es posible “cuidar de los pobres, a quienes siempre se les trató como una problema y en algunos países, un problema sin solución”.

Luego de varias intervenciones de diferentes personas que han sido beneficiadas con los programas como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Red Unidos, entre otros, destacó que en Colombia los programas que conforman el sector social están transformando el país.

“A los pobres los tratan bien durante una campaña electoral pero después vuelven a ser olvidados.

Por eso, al llegar a la Presidencia seguí el ejemplo que me dieron en la casa, tratar a todos en igual de condiciones”, indicó.

El exmandatario de Brasil contó que en su país se tomó la mejor decisión, incluir en el sistema bancario a los pobres y hoy son 120 millones de brasileros bancarizados. “Cuando tienen crédito se empieza a consumir, así el comercio vende y así se generan más empleos, toda una rueda que no para de girar”, explicó.

Añadió que fue lo que sucedió en Brasil y lo que está sucediendo en Colombia, México, Ecuador yBolivia. Para Lula, Colombia es una experiencia de éxito: “Lo que usted (Santos) está demostrando aquí es que no hay que esperar a que la economía crezca, tenemos que crecer y sacar de la pobreza al mismo tiempo”.

Finalmente el líder brasilero felicitó al presidente Santos: “Aprovecho para decir algo que siento en mi corazón, con el esfuerzo que está haciendo usted para construir la paz en Colombia, el pueblo colombiano podrá ir mucho más lejos de lo que ha hecho hasta hora, mucha suerte y que Dios le ayude”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?