| 8/7/2013 12:00:00 PM

Juegos Mundiales: ¿Gasto o inversión?

La culminación de las justas en Cali dejó varias reflexiones sobre la organización de un evento de tal magnitud. Fue un reto en todos los aspectos, pero los interrogantes que quedan son ¿se cumplió? ¿Valió la pena realizarlos?

Atender delegaciones de 107 países requiere una logística bien diseñada, pero también desarrollar las competencias es un desafío que además de costoso es riesgoso, pues la imagen del país está en juego. Según expertos en el tema, si se cumplieron la mayoría de las expectativas.

El tan sonado error de las medallas al tener escrito Word en lugar de World, es sin duda el hecho más controversial y a la vez anecdótico. Para el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, es un error imperdonable, pero que de ninguna manera opaca los juegos. Según el periodista olímpico Héctor Palau, “lo delicado es que un deportista se prepara y su premio es la medalla, pero si no está bien elaborada se puede frustrarse al pensar que no le dieron la debida importancia”.

Dinero.com habló con la representante de la empresa fabricante de las “famosas medallas, Granados y Condecoraciones Ltda, Sandra Milena López y de acuerdo con lo manifestado por ella, el valor de la fabricación de 1.221 medallas y algunos recordatorios para los directivos de las delegaciones participantes fue de $73’370.928. López explicó que “el error estaba en el arte, cuyo diseño se les entregó el 31 de mayo de 2013, cuando la empresa que fue inicialmente seleccionada no le cumplió a los organizadores de los juegos y contrataron a última hora a su compañía”.

Si se compara el valor de las medallas con la cifra del costo total del certamen, no es muy representativo, pues según Palau, el valor de los juegos está por encima de los $100.000 millones que Coldeportes presupuestó en un principio, y el costo está final superó los $130.000 millones.

Los Juegos Mundiales de Cali 2013 los ganó Italia, y Colombia que invirtió en la preparación de sus 202 deportistas $1.000 millones y terminó ubicada en el octavo lugar de la tabla de medallería.

Hay que destacar que de principio a fin, todos los escenarios deportivos que fueron sede de los Juegos lucieron lleno total y cumplieron con las exigencias de todos los que participaron en las justas.

Durante los juegos participaron 3.495 deportistas de 107 países, 560 jueces internacionales y 640 jueces auxiliares colombianos para los 26 deportes oficiales y los 5 invitacionales.

Sirvieron 3.500 voluntarios de los cuales 110 pertenecen a colegios bilingües que hablan inglés, francés o alemán, 1.310 periodistas acreditados, se utilizaron 26 escenarios entre los nuevos y los remodelados, se ocuparon 30.000 camas en los hoteles de la ciudad durante el certamen, lo que le representó cerca de $5.000 millones al sector.

En términos generales, el balance es satisfactorio debido al potencial de turistas que se le puede generar al país y también para la experiencia que se adquirió para buscar a futuro la organización de otro evento mundial de esta categoría, que permite visibilizar a Colombia en el contexto internacional. Atrás deben quedar los ruidos y lo que se debe es destacar las cosas positivas de un evento que estuvo a la altura de cualquier certamen internacional. Hay ya que pasar la página y empezar a preparar al país para otros eventos.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?