| 7/12/2016 2:30:00 AM

Gobierno suspendió la mesa de negociación con transportadores

Tras accidente sufrido por el Gobernador de Boyacá, Carlos Amaya y su comitiva, el Gobierno suspendió la mesa de negociación con transportadores. El paro ya completa 36 días y existe gran preocupación por desabastecimiento y pérdidas por $1,1 billones.

Debido al accidente que sufrió el Gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, y su comitiva cuando se movilizaba hacia Duitama (Boyacá), el Gobierno nacional tomó la decisión de suspender la mesa de negociación con transportadores, anunció el Ministerio de Transporte en un comunicado.

El Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional (Ditra), General Ramiro Castrillón, según la información inicial, explicó que alguien de la concentración al parecer arrojó una piedra contra el primer vehículo de la caravana, donde se trasladaba el Gobernador de Boyacá, el cual pierde el control y embiste contra un vehículo de la empresa Libertadores.  

“Hay versiones serias que indican que el accidente pudo haber tenido relación con actos vandálicos, aparentemente iniciados por miembros de la Cruzada Camionera y  hasta tanto no se verifiquen los detalles de este lamentable accidente se ha tomado la decisión de suspender la mesa de negociación”, afirmó el Secretario General de la Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, quien hace parte de la mesa.

“El Gobierno continúa con la plena disposición de lograr soluciones concertadas y dialogadas con todos los actores sociales y empresariales del país pero no puede permitir vías de hecho y tampoco afectaciones al bienestar y seguridad de la población colombiana”, dijo el Secretario General.

¿En qué va el paro?

El pasado 10 de julio, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, expresó a la agencia EFE que "la buena noticia es que siguen en incremento las cifras que nos muestran que hay más y más transportadores listos a prestar el servicio", al presentar en Bogotá el último reporte sobre la situación de las protestas, convocadas contra supuestos incumplimientos del Gobierno.

Sin embargo, las negociaciones entre los transportistas y el Gobierno se estancaron el pasado sábado después de que los camioneros no acudieron a una reunión con el Ejecutivo al considerar que "no hay garantías" para el diálogo.

Por su parte, la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), mostró su preocupación al expresar que el paro también pone en riesgo al sector de la construcción.

“Camacol apoya al Gobierno Nacional en la búsqueda de soluciones que garanticen una política en materia de transporte de carga sostenible en el tiempo, que promueva las buenas prácticas, la modernización, la formalización de la actividad y que impulse la competitividad del país”, afirmó la presidente del gremio, Sandra Forero Ramírez.

Al mismo tiempo, Forero planteó que “también es importante que se respete el derecho al trabajo de los transportadores que han decidido no hacer parte de la movilización y que siguen ejerciendo sus labores y atendiendo sus compromisos comerciales”.

Según la Asociación Nacional de Empresas Transportadoras de Carga por Carretera (Asecarga), al día de ayer, es decir a 35 días del paro, se registró un nuevo informe de pérdidas. Las pérdidas se estiman en alrededor de $1,1 billones desde el 7 de junio al 11 de julio de 2016.

Según Asecarga, el cálculo estimado se realiza sobre “el parque automotor de 373.700 vehículos, de los cuales 64.700 son tracto camiones afectando el 60% aproximadamente de este parque automotor de carga estimado en 38.820 de este último segmento”.  

Finalmente, es importante resaltar que el paro camionero no solo afecta directamente al mercado y comercio local sino también al comercio exterior. Para el Presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, uno de los principales temores es el incumplimiento de entregas de mercancías a tiempo, lo cual podría hacer que socios comerciales cataloguen a Colombia como un proveedor ‘no confiable’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?