| 6/1/2010 12:00:00 PM

Estatal Hydrochina potenciaría tráfico por el Magdalena

El país aprovechó su presencia en la Exposición Universal de Shanghái para acoger estos días en su pabellón varios encuentros con potenciales inversores chinos en infraestructuras, así como para avanzar en un acuerdo con la firma estatal Hydrochina para reavivar el tráfico del río Magdalena.

Se trata de un acuerdo de ratificación del interés de Hydrochina, la compañía responsable de la ingeniería, la planificación y la construcción de proyectos hidroeléctricos y de navegación fluvial en el gigante asiático, en asociarse con la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena).

Se da así un nuevo paso tras el memorando de entendimiento firmado por ambas entidades y el Banco de Desarrollo de China en febrero de 2009, durante la visita oficial a Colombia del vicepresidente chino Xi Jinping y en presencia de su homólogo colombiano, Francisco Santos.

El acuerdo contempla crear un "plan maestro" para revitalizar el transporte por el río, que atraviesa de sur a norte el centro-oeste del territorio colombiano, lo que supone una inversión inicial de unos cinco millones de dólares para llevarlo a cabo, cofinanciados por los gobiernos de ambos países y por Hydrochina.

Sin embargo, se calcula que, si se implementa el plan, podría llegar a suponer inversiones por unos US$1.000 millones en total.

"China tiene mucha experiencia en el manejo de ríos y en tecnología hidráulica", con tramos fluviales de los más transitados del mundo, como gran parte del río Yangtsé y el histórico Gran Canal de Hangzhou a Pekín, destacó a Efe César Augusto Peñaloza, jefe de la Oficina de Planeación del Ministerio de Transporte colombiano.

Del acuerdo con Hydrochina se espera que salgan tanto un plan para desarrollar el tráfico del río como cooperación en capacitación de recursos humanos, para que el Magdalena vuelva a ser a medio plazo un "polo de desarrollo" en el país, señaló.

Además de avanzar en este acuerdo, el ministerio y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) lograron interesar a una treintena de empresarios chinos de construcción, banca, consultoría, logística y suministro de materias primas para participar en sus encuentros en el pabellón colombiano.

Les ofrecieron un abanico de los principales proyectos de infraestructuras por los que se puede apostar ahora mismo en Colombia, tanto para construcción como para obtener también concesiones de operación, posibles inversiones que suman en total casi 18.000 millones de dólares.

Todas están en zonas controladas por Bogotá y sin riesgos relacionados con la guerrilla, una de las preocupaciones de los inversores chinos a la hora de acercarse a América Latina, aunque su percepción de Colombia está cambiando, aseguraron Peñaloza y René Alejandro Cortes, director de infraestructuras del DNP.

Entre los argumentos de Colombia para atraer inversión china están "la exención de impuestos para firmas internacionales, los acuerdos para evitar la doble tributación, el hecho de que son tratados de igual manera que los inversores nacionales, y la estabilidad jurídica", destacó Cortes.

En los últimos años "se ha construido una seguridad democrática que se está viendo reflejada en la confianza de los inversores", aseguró.

En infraestructuras, sin embargo, apenas se empezó a "romper el hielo", admitió, ya que hasta ahora sólo se ha producido una inversión, en 2007, por parte del mayor grupo operador aeroportuario de China, Shoudu Jichang (conocido internacionalmente como CAH o "Capital Airports Holdings").

El grupo chino, que gestiona 34 aeropuertos en su país, controla un 20 por ciento del consorcio Air Plan, que obtuvo la concesión de renovación y operación de seis aeropuertos colombianos durante 25 años, en Medellín, Rionegro, Montería, Quibdó, Carepa y Corozal.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?