| 10/10/2011 2:00:00 PM

Empresas de servicios públicos midieron la transparencia en sus operaciones

Por cuarto año consecutivo, empresas líderes en el sector de servicios públicos en Colombia participaron de forma voluntaria en la “Medición de Políticas y Mecanismos de Transparencia”.

La medición promovida por la Corporación Transparencia por Colombia, evalúa aspectos como el grado de apertura de las empresas hacia sus grupos de interés y la eficacia de los sistemas de atención a clientes. Isagen, Empresas Públicas de Medellín (EEPPM) y Grupo Telefónica obtuvieron los tres primeros puntajes en la medición.

Empresas de Servicios Públicos que atienden a más de 38 millones de usuarios en diferentes regiones del país midieron voluntariamente el nivel de transparencia en su gestión y operación, un pilar fundamental de la responsabilidad social empresarial.
 
Este año participaron en la medición ocho empresas de energía y gas, 13 de acueducto y aseo y dos de telecomunicaciones, para un total de 23 compañías: Gas Natural y Electricaribe, Isagen, Interconexión Eléctrica S.A. E.S.P - ISA -, Grupo Empresa de Energía de Bogotá- EEB, Transportadora de Gas Internacional -TGI S.A, Electrificadora de Boyacá - EBSA, Empresa Distribuidora del Pacífico S.A. –DISPAC, Grupo EPM, sus filiales Centrales del Norte de Santander CENS S.A ESP, Central Hidroeléctrica de Caldas –CHEC, Empresa de Energía del Quindío -EDEQ- S.A. ESP., Electrificadora de Santander -ESSA-, Conhydra S. A ESP (Gestores de Servicios Públicos), Aguas de Manizales, Aguas del Oriente, Aguas del Occidente, Aguas Nacionales, Aguas de Urabá, UNE y Grupo Telefónica. 
 
¿Qué se evalúa?
El modelo de evaluación de la “Medición de Políticas y Mecanismos de Transparencia” está compuesto por 66 indicadores que analizan del grado de la apertura de las empresas hacia sus grupos de interés; la eficacia de los sistemas de atención a clientes; las acciones de autorregulación en ética empresarial y las buenas prácticas de gobierno corporativo, y la eficacia de sus sistemas de control internos y externos. 
 
El diseño de la medición está basado en referentes internacionales como los Estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OECD), los Principios Empresariales contra el Soborno de Transparencia Internacional y mediciones de sostenibilidad como Dow Jones, FTSE y Bovespa, entre otros. El proceso de recolección y análisis de la información se adelantó por Transparencia por Colombia en el 2010 de manera independiente, mediante fuentes primarias como la oferta pública de información de las empresas, visitas a las empresas y consultas a sus grupos de interés, informes publicados por las empresas evaluadas, diligenciamiento de una encuesta y datos de fuentes secundarias de Superintendencias, Contralorías y Comisiones de Regulación.
 
Los resultados
Cuatro años después de la primera evaluación de estos estándares de transparencia, los resultados reflejan avances importantes de las empresas en la implementación de políticas y medidas de transparencia, herramientas clave para combatir la corrupción en el sector. 
 
Mientras que en el 2008 el promedio general de las 10 empresas evaluadas fue de 57/100 puntos, el promedio de resultados de 2011 es de 79/100 puntos y se han vinculado voluntariamente 23 empresas proveedoras de servicios públicos.

Primeros 10 puntajes de la Medición de Políticas y Mecanismos de Transparencia
Empresas como Isagen, Empresas Públicas de Medellín (EEPPM) y Grupo Telefónica, encabezan la lista de los mejores puntajes en la medición. Estos resultados reflejan el nivel en el que las empresas implementan medidas y mecanismos de transparencia, no que las empresas no sean transparentes. 

Apertura informativa: este factor obtiene en el 2010 una calificación promedio de 85 puntos sobre 100. El crecimiento de este indicador, que durante el 2008 estaba en 56/100 puntos,  refleja  cómo las empresas ofrecen a sus grupos de interés información completa y oportuna sobre su gestión responsable y sostenible a través de canales efectivos de comunicación. 
 
Diálogo con los clientes: este indicador obtiene una calificación de 82 puntos sobre 100. Mide las características de los sistemas de atención, su nivel de seguimiento y capacidad para mejorar la atención a los usuarios. En la primera medición, este factor estaba en un grado de desarrollo de 57/100 puntos, lo que permite identificar un crecimiento de espacios para la relación de las empresas con los grupos de interés, y un mejoramiento de los sistemas de atención para elevar los niveles de satisfacción de clientes y usuarios de los servicios.
 
Reglas claras: la calificación promedio en este indicador es de 62 puntos sobre 100, con un grado de desarrollo inicial de 45/100 puntos. A pesar de los esfuerzos en la implementación de prácticas formales de gobierno corporativo, es el indicador que plantea mayores desafíos en la medición. Temas como la gestión de políticas y mecanismos anticorrupción y el alineamiento de las cadenas de valor con estas iniciativas, son algunos de los retos de los empresarios del sector de servicios públicos.
 
Control interno y externo: las empresas alcanzan un puntaje de 88/100. Además de la implementación de controles legales y voluntarios, las empresas han comenzado a crear espacios para que los ciudadanos participen en el cuidado de los asuntos públicos. 
 
“No más soborno, cero corrupción”
 Transparencia por Colombia hace nuevamente un llamado al sector empresarial a que participe de esta acción colectiva; que midan el grado de implementación de sus prácticas de transparencia y tomen las acciones necesarias para elevar esos estándares en el entorno de negocios del país. 
 
La ética y la transparencia son elementos que definen la reputación empresarial y son activos tan frágiles que debe protegerse y cultivarse para  generar confianza y credibilidad de cara a sus grupos de interés.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?