Revista Dinero

Emilio Tapia hacía esfuerzos inútiles por desligar su nombre de la empresa Geos Consulting.

| 10/27/2012 8:00:00 AM

El ranking de las confesiones del zar

En la Navidad de 2010, Emilio Tapia hacía esfuerzos inútiles por desligar su nombre de la empresa Geos Consulting, compañía cuyas actividades pueden servir de hilo conductor a la confesión a la que él se comprometió con la Fiscalía.

La importancia de Geos en esta historia radica no solo en que, al amparo de su razón social, se movieron contratos y pagos de comisiones con cargo a los negocios de la administración distrital, sino porque uno de sus satélites, abierto en Miami por Tapia en persona, podría haber jugado un papel clave en el trasiego de los dineros saqueados al fisco bogotano.

Sin embargo, en esa Navidad su regusto por las fiestas terminó poniéndolo en evidencia como dueño y señor de la empresa. Tapia había negado cualquier relación con Geos y le había dicho a la Revista Dinero que todo lo que había hecho respecto a ella eran tender un puente para que su amigo Julián Gómez Naranjo –otro contratista estrella del Distrito- le vendiera su participación en ella a unos paisanos suyos de Sahagún.

Sin embargo, tenía reservada una sorpresa para los asistentes a una celebración decembrina. Mientras los empleados cenaban en un restaurante del norte capitalino y esperaban rematar con una rumba vallenata, Tapia llegó al lugar y dio un emotivo discurso en el que los animaba a trabajar con entusiasmo para sacar la empresa adelante. Les decía también que aunque él no podía aparecerse por las oficinas, seguía muy de cerca el desempeño de todos y cada una de sus colaboradores.

Varios de los asistentes registraron su intervención en videos y uno de ellos se animó a hacerlo público. véalo aquí:





Así, si Tapia decide contarle a la Fiscalía qué negocios se movieron por intermedio de Geos, su testimonio deberá resultar sustancial para aclarar cinco grandes capítulos del carrusel de la contratación, así:

1. ¿Cuáles fueron las firmas de asesoría y corretaje que lo asesoraron para sacar plata del país y enviarla a Miami y a otros paraísos fiscales?

2. ¿Cuál fue la participación real de 13 de concejales de Bogotá en los negocios que giraron en torno al carrusel?

3. ¿Dónde está el dinero que el ex alcalde Samuel Moreno y su hermano, el ex parlamentario Iván Moreno Rojas, habrían obtenido por concepto de comisiones?

4. ¿Cómo creció el patrimonio económico de sus amigos del círculo de Miami, entre ellos Luis Cárdenas Gerlein?

5. ¿El mismo modelo del carrusel de Bogotá fue aplicado con entidades nacionales como el Ministerio del Transporte, a través de contratos negociados por intermedio de cooperativas territoriales? 
                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×