| 11/5/2013 5:50:00 AM

La competencia de la gasolina

Actualmente, se realizan en promedio entre 3.200 y 3.500 conversiones mensuales, en tanto existen más de 457 mil vehículos circulando a gas y una red de carga de casi 700 estaciones, distribuidas en 78 ciudades.

Experiencias en Colombia, demuestran que la adopción del GNV por las grandes compañías para movilizar sus flotas cada vez es más atractivo, según el gerente de Enviro Gas Systems, Juan Carlos Licht, próximo expositor de NGV2013 Colombia.

Este combustible ya se convirtió en la competencia directa de la gasolina por su menor valor, el cual representa un ahorro de más del 50 por ciento para los consumidores y una reducción del impacto ambiental.

Actualmente, se realizan en promedio entre 3.200 y 3.500 conversiones mensuales, en tanto existen más de 457 mil vehículos circulando a gas y una red de carga de casi 700 estaciones, distribuidas en 78 ciudades.

Para los consumidores, los mitos que circulan alrededor del GNV, como la pérdida de potencia del vehículo, no son un impedimento para las conversiones. “Eso ya no es verdad, pues el equipamiento no permite que se pierda fuerza. Hoy la tecnología avanzó mucho y estas pérdidas no son considerables,” señaló el ejecutivo de Enviro Gas, empresa dedicada a los equipos de conversión en Colombia.
                                                                                                                 
El país se encuentra en el octavo lugar del ranking mundial de abastecimiento y, en cuanto a las reservas, consolidadas por los hallazgos, cuentan con 20 ó 30 años de stock, incluyendo aquí lo que está conectado hoy a los gasoductos y no lo que se encuentra en exploración. 

A su vez, en las regiones a las que no llega el combustible, se ha desarrollado el mecanismo de gasoductos móviles.
 
“Colombia le está apostando a esta opción. Las automotrices están ingresando al mercado con vehículos cero kilómetros, eso hace que aumente la confianza en el sector. A medida que entran más automóviles nuevos al mercado, hay más confianza de las personas que aún no se han convertido”, aseguró Licht, que agregó que para lograr una masificación real del uso del gas vehicular se necesitan más políticas gubernamentales, y no sólo inversiones de privados, que lo apoyen.

El experto también comentó sobre el lugar de los automóviles eléctricos y, en este sentido, opinó que el GNV vuelve a tomar la delantera. “El primer impacto que tienen los eléctricos es su costo y hay que esperar qué precio de kilovatio van a darle las electrificadoras, porque una cosa son los planes piloto, pero luego la industria debe comenzar a funcionar, los kilovatios empiezan a subir y los costos no van a ser tan bajos como se dijo inicialmente”, señaló Licht.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?