| 6/1/2010 7:00:00 AM

Desafíos de la industria automotriz

Los participantes de la industria automotriz a nivel mundial se enfrentan a unos desafíos de los cuales dependerá su crecimiento en los próximos años. La regulación mundial enfocada a reducir la contaminación, problemas de movilidad vial y los mercados en desarrollo son algunos de ellos.

Los fabricantes de la industria automotriz a nivel mundial se enfrentan a unos desafíos importantes de los cuales dependerá su crecimiento en los próximos años. Los frentes que deberá tener en cuenta son en primera instancia la regulación mundial enfocada a reducir la contaminación, problemas de movilidad vial y los mercados en desarrollo.


Los fabricantes, ensambladores, diseñadores, productores de combustibles y en general toda la industria automotriz se encuentra realizando investigaciones y desarrollos para encontrar las mejores y más rentables tecnologías para reemplazar el uso de combustible y hacer más eficiente la movilidad mundial, especialmente de los países latinoamericanos, ya sea por medio de la eficiencia en el consumo del combustible tradicional a base de petróleo o nuevas alternativas de energía para vehículos.


Todas estas investigaciones y desarrollos se están planteando como mecanismos para enfrentar los desafíos que tendrá que asumir la industria automotriz en los próximos años, y que es el tema central que se discute en el Michelin Challenge Bibendum 2010, con sede en la ciudad de Rio de Janeiro, Brasil.


Regulación enfocada a la reducción de emisiones de CO2


El principal desafío de la nueva industria es la creación de nuevas tecnologías para la disminución de emisiones de carbono derivadas de combustible fósil causadas por la industria del transporte.


La razón principal por la cual la industria automotriz se encuentra ante este desafío es la presión social, respaldada por el marco regulador, que busca reducir dramáticamente la contaminación vehicular y por ende el consumo.


Adicionalmente, esa presión ambiental llega en una época que el costo de la energía fósil sigue una trayectoria ascendente. Mientras esos costos pueden oscilar eventualmente, como es el caso con la recesión actual, a largo plazo la tendencia se ha conservado fuerte y duradera.


La respuesta inicial de los fabricantes de automóviles ha sido desarrollar una serie de modelos pequeños, más económicos y menos contaminantes y a la vez reducir los vehículos del rango intermedio. La industria está enfocada en crear automóviles con alternativas de energía limpia, pues hasta el momento el 98% del transporte vial en el mundo es movido con petróleo.

 

La alternativas de los motores a combustión, son motores a hidrógeno, tecnologías de arranque y parada, híbridos micro, ligeros y plenos, híbridos tipo plug-in, celdas combustibles y vehículos puramente eléctricos.


Este enfoque diversificado de investigación tecnológica de parte de los fabricantes resultará en una nueva línea diversificada de vehículos. Cada región tendrá sus propios sistemas vehiculares y de transporte, dependiendo de las necesidades de desplazamiento, la infraestructura y la disponibilidad de recursos energéticos llevarán a distintas soluciones.


El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, dijo durante el acto inaugural que una señal que muestra la preocupación de la industria automotriz por lo que está pasando en el planeta, son los automóviles eléctricos, que si bien no se fabrican a gran escala presentan una alternativa muy eficiente para el tema de contaminación.


Proveer movilidad a millones de personas


Se estima que en la actualidad existen 900 millones de vehículos motorizados en circulación en el mundo. Varios pronósticos sugieren que ese número podrá aumentar cerca de 1,5 mil millones entre 2030 y 2040. Además, el transporte vial representa 18% de las emisiones de carbono causadas por actividades humanas.


La movilidad vial sostenible puede ser diseñada como la responsable de mejorar, permitir y facilitar el transporte de bienes y personas. “La movilidad vial debe estar en sintonía con el desarrollo económico, Latinoamérica está en proceso de crecimiento por eso debe realizar esfuerzos para desarrollarse de una forma sostenible”, dijo el presidente mundial de Michelin, Michel Rollier.


Todo esto hace que la industria trabaje para que el embotellamiento humano vaya de la mano con la lucha de la mortalidad vial. “La década que comenzamos girará en torno de garantizar la movilidad vial”, agregó el directivo.


Frente de crecimiento: países en desarrollo


Los países en desarrollo, especialmente Latinoamérica se ha convertido en el mercado objetivo de los fabricantes de la industria automotriz mundial. Empresas como Michelin, Exxon Mobil y Shell piensan aumentar sus inversiones en Brasil con el fin de expandirse con fuerza en todo Latinoamérica.

Las empresas más que desafío económico, sienten que se enfrentan a un desafío cultural que piensan atacar con mercadeo y diferenciación de marca. El vicepresidente de Michelin para Latinoamérica, Jean-Philippe Olier, le dijo a Dinero.com que creen en el crecimiento de las economías latinoamericanas, pero que se enfrentan a una cultura diferente a la europea. “Hay que entrar en un proceso de culturización y enseñanza en Latinoamérica. Lo importante es llevar el concepto de movilidad sostenible y segura a todos los países para también lograr crecer como empresa”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?