| 8/27/2014 7:20:00 AM

Pereira, la capital comercial del Eje Cafetero

La querendona, trasnochadora y morena, como también se le conoce a la capital de Risaralda, satisface una demanda que supera los tres millones de compradores en más de 92 municipios circunvecinos.

Uno de los principales sectores que mueve la economía pereirana y aporta el 88% del empleo de la ciudad es el comercio, gracias a la ubicación estratégica de la ciudad de manera equidistante (200 kilómetros lineales) a los tres principales centros de consumo nacional (Bogotá, Medellín y Cali), denominados el Triángulo del Oro.

De acuerdo con Victoria Eugenia Echeverri Arango, directora ejecutiva de Fenalco Risaralda, “el comercio en Pereira es una expresión económica surgida de la centralidad de su posición en la región, por eso es la capital comercial del centro occidente del país. Conecta con todo el Triángulo del Café: Caldas, Quindío y además con el norte del Valle del Cauca y Antioquia”.

El Producto Interno Bruto de la perla del Otún es de alrededor $6,5 billones (año 2013), lo cual representa el 0,9% de la economía nacional. Por sectores, el de comercio, restaurantes y hoteles ocupa el primer lugar con una contribución al PIB del 18,8%; le sigue el de servicios sociales y personales con 18,6% y la industria manufacturera con 17,6% respectivamente. El cuarto sector, que está en crecimiento, es el financiero e inmobiliario que representa el 15,7% del PIB.

“Tenemos una variedad de mercancías de muy buena calidad y de muy bajo precio que, entre otros aspectos, consolidan al comercio, al café y a las confecciones, como los tres sectores tradicionales más fuertes en la economía regional”, añade Echeverri.

Algunas de las más representativas de Pereira y el departamento son el ingenio Risaralda, Frisby, Sayonara, Incoco, Busscar de Colombia, Susuki, Papeles Nacionales, Crisalltex, Eve Distribuciones, Audifarma, Chevrolet Caminos, etc.

Vale la pena resaltar que Busscar de Colombia es la empresa que provee de carrocerías a los sistemas de transporte masivo. Cuenta con dos plantas de producción que se encuentran en la capital risaraldense con un área superior a 80.000 metros cuadrados, de los cuales 20.000 están cubiertos. Allí ha producido más de 7.000 unidades para los buses y colectivos de Colombia y los países de la región Andina.

Una de las apuestas importantes de la región es la Zona Franca, donde están compañías proveedoras de Arturo Calle y Gino Passcalli. Igualmente, allí estarán asentadas otras empresas de BPO y KPO, sectores donde se ha identificado un potencial importante para Pereira.

Además, se destaca que recientemente inició operaciones la multinacional española Azkoyen Andica con la primera fábrica de máquinas vending (auto expendedoras) instalada en Colombia.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira (CCP), Mauricio Vega, a abril de 2014 en la CCP se encuentran registradas 16.342 empresas de múltiples sectores con predominancia el de comercio, restaurante y hoteles, el cual representa el 61,8% del total de empresas; seguido por los servicios sociales y personales con 17,8%; la industria con el 8%; el transporte y comunicaciones con el 4,3%; y los demás sectores, como el financiero, administración pública, construcción y minería aportan en conjunto el 7,8%.

“En general los negocios en la ciudad andan bien, como consecuencia de una la mayor dinámica en la demanda interna y externa, sin embargo existen limitaciones para su desarrollo, que tienen que ver con los niveles de inversión”, expone Vega.

Los pendientes
La ciudad ha identificado como ejes centrales de su desarrollo el aumento del empleo, mejorar la malla vial, modernizar el Aeropuerto Internacional Matecaña, hacer realidad el Bioparque Temático de Flora y Fauna; y promover y facilitar a los jóvenes el acceso a la educación, para de esta manera aumentar la capacidad de absorción de tecnología.

Justamente, Victoria Eugenia Echeverri Arango, directora ejecutiva de Fenalco Risaralda, señala que uno de los temas centrales en los que está trabajando fuertemente la ciudad son las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones. “Nuestros pequeños y medianos comercios son, en su mayoría, empresas de familia que buscan posicionarse en el contexto mundial a través de los negocios online, y en esa misma línea, también se está fortaleciendo el bilingüismo”, añade.

En cuanto a los desafíos del sector empresarial, tanto en la actualidad como en el futuro, el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira (CCP), Mauricio Vega, apunta a que son dos los principales.

El primero de ellos es el fortalecimiento de las empresas y su recurso humano. “Esto tiene que ver con la adaptación a los cambios y desarrollos tecnológicos y de innovación en todos los frentes de la empresa, administrativos, mercadeo, comercial, servicios al cliente. Lo anterior, asociado a los emprendimientos, será el enlace para aprovechar de manera efectiva los TLC”.

Y el segundo desafío es la asociatividad, por medio de la cual se desarrollen encadenamientos empresariales (entre los niveles de empresas micro, pequeña y grande) y productivos. “Esto permite mayor generación de valor agregado y competir en mercados de mayor exigencia”, asegura el Presidente.
De igual manera, agrega que es clave la mayor oferta de bienes y servicios, donde la ciudad y su entorno incursiona de manera atractiva en el turismo en sus diferentes modalidades, corporativo, naturaleza, recreativo y de salud.

Por último, concluye Vega que la ciudad y su dirigencia pública-privada avanzan en diferentes frentes tendientes a alcanzar mayores niveles de competitividad. “Es así como se ejecuta la remodelación del Aeropuerto Matecaña, y se construyen el Parque Temático de Flora y Fauna, el Centro de Convenciones entre otros, convencidos de un futuro promisorio para la gente”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?