| 11/9/2013 8:00:00 AM

La renovación cafetera

Desde el 2008 Colombia ha renovado 533 mil hectáreas de café, de las cuales el 74% ha sido con especies resistentes a la roya y al cambio climático.

Al cierre de octubre del 2013 Colombia había renovado 2.812 millones de árboles de café, la gran mayoría con variedades resistentes a la roya y mejor preparados para afrontar el cambio climático.

Como resultado de este esfuerzo, que ha cobijado a más de 394 mil productores en todo el país cafetero, la edad promedio de las plantaciones se redujo en un 35% pasando de 12,4 años en el 2008 a ocho años a octubre del 2013.

Esta importante política de reconversión cafetera por variedades resistentes a la roya se adoptó e intensificó a raíz de los estragos de la Ola Invernal por del fenómeno de La Niña que se registró entre el 2009 y 2012, y generó un aumento de más del 30% en los niveles afectación del hongo de la roya y una reducción significativa en la radiación solar, lo que redujo significativamente la productividad de las plantaciones y por ende el volumen de producción en esos años.

Durante ese periodo se adoptó e implementó el programa para reconvertir las hectáreas existentes por nuevas variedades, a la vez que se presentó una ampliación marginal de la frontera cafetera.

Los resultados de este esfuerzo de largo plazo han comenzado a dar frutos importantes en el último año, periodo a partir del cual muchas de las plantaciones jóvenes renovadas han comenzando sus ciclos productivos.

Tal es así, que la producción de los últimos 12 meses ya superó los 10 millones de sacos y se espera que para el año civil se sitúe entre 10.5 y 11 millones de sacos.

Así mismo, la productividad media de los cafetales ha aumentado al pasar de 11,1 sacos de café verde por hectárea productiva en el 2012, a un factor que se espera sea superior a los 14,5 sacos este año, lo que significa un incremento del 31%, indicador que se espera continúe aumentando con la entrada en producción a partir del 2014 de plantaciones renovadas en los últimos dos años.

“Los cafeteros y sus instituciones han hecho la tarea a fondo en materia de productividad; el panorama del 2013 es completamente diferente al de hace un par de años cuando enfrentamos los peores momentos de la ola invernal. Hoy en día estamos mejor preparados que otros países, como por ejemplo los centroamericanos, que enfrentan una pandemia sin precedentes del hogo de la roya”, dijo Luis Genaro Muñoz Ortega, Gerente General de la Federación de Cafeteros.

Igualmente, el aumento en la productividad cafetera ha sido posible gracias al trabajo de más de 1.500 extensionistas de los Comités de Cafeteros, al trabajo científico de Cenicafé y a las alianzas publico privadas que han sido lideradas por la Federación con diferentes instancias del gobierno, incluyendo las administraciones regionales y locales, así como con clientes, con empresas del sector privado y con organismos de cooperación internacional, quienes han contribuido con recursos y esfuerzos complementarios.

“Sin la institucionalidad cafetera y su capacidad para apalancar recursos y orquestar un cambio de esta dimensión en la estructura productiva de Colombia, no hubiese sido posible obtener los resultados hasta hoy vistos. Esperamos que podamos finalizar este esfuerzo con recursos adicionales del Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), que son en realidad un incentivo fundamental a la productividad para el campo colombiano y para tener una caficultura competitiva” destacó Muñoz.

Los cafeteros siguen renovando

Consientes de las ventajas de la renovación de cafetales, entre enero y octubre del 2013 los cafeteros colombianos renovaron más de 386 millones de árboles en 70.303 hectáreas, cifra comparable a las renovaciones realizadas en todo el año 2008.

De esta forma, y gracias a esta continua inversión en productividad, la tendencia en la producción para los primeros 10 meses del 2013 ha sobrepasado significativamente los índices registrados en años anteriores, con áreas productivas incluso inferiores.

Cada vez hay mayor interés por café de Colombia

Las mayores producciones han permitido reducir sustancialmente en el volumen de café importado, equivalente al 41% entre enero y octubre del 2013 frente al mismo periodo del año anterior, y también atender el creciente interés de compradores internacionales por el café suave colombiano, particularmente aquellos que quieren cafés especiales de alta calidad.

Es así como en los primeros 10 meses del año 2013 la Federación registró un incremento notable en las visitas a Colombia de compradores internacionales, alcanzando la cifra de 340, incluyendo los que visitaron recientemente la feria de cafés especiales, Expoespeciales, realizada en Bogotá.

Cabe recordar que en 2006 los cafés especiales representaban 19% de las exportaciones realizadas por la Federación, en tanto que para el 2013 cerca del 50% de los embarques corresponden a este tipo de cafés. Las iniciativas de valor agregado de la institucionalidad cafetera han contribuido decisivamente a que 162 mil productores, acompañados por el servicio de extensión de la Federación, adopten protocolos de producción de sostenibilidad, generando una mayor oferta e interés de cafés colombianos especiales.

Recientemente la Federación informó que espera embarcar 1,2 millones de sacos de cafés especiales en el 2013, en adición a otros cafés de valor agregado que se venden bajo la marca Juan Valdez o por Buencafé Liofilizado de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?