| 4/20/2014 8:00:00 AM

Se buscan alternativas para reparar Caño Limón

Los daños causados por el atentado contra el oleoducto amenazan a la comunidad indígena que habita el municipio de Toledo, y tiene en expuesto al ambiente.

En un nuevo intento para dialogar con la comunidad Uwa, tendiente a disuadirla para que permita el acceso a los operarios para reparar la rotura del tubo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, averiado a consecuencia de un atentado terrorista, se desplazó hasta el municipio de Toledo, Norte de Santander, el Ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, junto al Ministro del Interior, Aurelio Iragorri, y la Ministra de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luz Helena Sarmiento, en compañía de los organismos de control.

Se trata, además, de atender el llamado de los líderes indígenas para que el Gobierno Nacional atienda sus requerimientos y de esta manera, acceder a la urgente reparación del daño infligido y conjurar el riego al que está expuesta la propia comunidad.

El titular de la cartera de Minas y Energía señaló que han sido varios los intentos para persuadir a los Uwa´s que impiden reparar un daño que deja en “gran riesgo no solo a sus habitantes, sino al medio ambiente, además del perjuicio que se está causando a la economía del país”.

El pasado 12 de abril, una delegación gubernamental encabezada por la Viceministra del Interior, Natalia Gutiérrez, visitó el municipio de Toledo para establecer una instancia de diálogo sobre la situación, ocasión en la cual la comunidad U’wa fijó para el 25 de abril la instalación de una mesa de diálogo sobre el tema.

El Gobierno Nacional en su preocupación por los efectos en contra que pueda generar el daño, no solo se ve en la necesidad de avanzar en el diálogo sino que advierte sobre el riesgo que se está corriendo actualmente:

“El problema es que mientras el tubo esté abierto, cualquier evento cercano como un nuevo atentado u otros hechos, provocarían un movimiento de gases y productos que podrían generar una explosión o incendio afectando a los pobladores de las áreas aledañas. De la misma forma, se requiere con urgencia hacer el drenaje del crudo almacenado en el tubo para evitar que un bache del producto se derrame generando un mayor impacto ambiental en la zona”, indicaron expertos de Ecopetrol S.A.

Los daños sin reparar completan 21 días, desde el atentado terrorista de la guerrilla que dejó la estructura en un riesgo latente de derrame de crudo.

En las últimas dos semanas el Gobierno Nacional y Ecopetrol han insistido en varias reuniones (los días 3, 4, 12 y 13 de abril en Cubará y en Samoré) con representantes de Asou’wa, con el fin de escuchar sus planteamientos y expresarles la necesidad de reparar la tubería para evitar los riesgos que representa una situación de esta naturaleza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?