| 1/27/2009 12:00:00 AM

Caen producción y exportaciones de café

La producción cafetera del país cayó un 8,95% en el 2008 a 11,4 millones de sacos de 60 kilos, por la renovación de cultivos y las lluvias que retrasaron la cosecha.

En el 2007 la producción se ubicó en 12,6 millones de sacos de 60 kilos, reveló el gremio de los cultivadores de café. Las exportaciones cafetaleras, por su parte, cayeron un 1,75 por ciento, a 11,1 millones de sacos de 60 kilos, desde los 11,3 millones de sacos vendidos al exterior en el 2007, reveló la Federación.

En diciembre del 2008, la producción colombiana de café bajó a 1,1 millones de sacos frente a los 1,3 millones de sacos cosechados en el mismo mes del 2007. En tanto, las exportaciones también se redujeron en un 23,4% a un poco más de un millón de sacos frente a los 1,3 millones de sacos en el mismo mes del 2007, precisó la Federación.

Pese a la caída en la producción y en las exportaciones, el valor de la cosecha de café de Colombia ascendió a US$1.953 millones en el 2008. Para el 2009, Colombia pronostica una recuperación en la producción de café por la incorporación a la cosecha de zonas renovadas en los últimos años. Colombia tiene unas 900.000 hectáreas cultivadas con café, actividad de la que dependen unas 560.000 familias, cerca de 2,5 millones de personas.

Según la Federación fueron muchos los factores que jugaron a favor y en contra del sector lo que permite explicar la caída de la producción y el leve descenso de las exportaciones. Sin embargo, las cifras están lejos de la catástrofe que previeron muchos expertos que alcanzaron a pronosticar caídas superiores a los dos millones de sacos en la producción.

Esta caída en las exportaciones colombianas fue compensada por el comportamiento de los precios internacionales del café, aún en los meses en los que la incertidumbre fue mayor tras el desplome de los mercados financieros mundiales, que le dieron soporte o sostenibilidad a la actividad cafetera. La cotización internacional del tuvo un comportamiento sostenido en contraste con la mayoría de los productos básicos.

Adicionalmente, la tasa de cambio contribuyó en el segundo semestre del año y su recuperación permitió mejorar las condiciones de precio al caficultor. Bajo estas condiciones el valor estimado de la cosecha es de US$1.953 millones, récord que no se veía en 11 años y equivalen a $3.825.078 millones ($3.8 billones). También contribuyó el reconocimiento a la calidad del café de Colombia por el cual se pagaron primas de hasta de 0.25 centavos de dólar por libra por encima del la cotización en bolsa.

Como resultado de la política de valor agregado establecida por la Federación desde 2002, las exportaciones de café industrializado y especiales dieron cuenta del 21% de los embarques totales de grano colombiano en 2008. Esta tendencia se ha traducido en una disminución importante de las exportaciones de café verde y ha presionado al alza del precio de los cafés de menor calidad, contribuyendo a mejorar el ingreso de los productores.

Producción
De acuerdo con el comportamiento de las exportaciones, las cifras indican que la producción de café en 2008 fue inferior en 9% a la observada durante 2007. No obstante lo anterior, este nivel se encuentra dentro de la producción promedio de la última década y se encuentra dentro de la senda que permitirá alcanzar una producción nacional que garantice la viabilidad de la caficultura colombiana. Para 2008, las estimaciones de producción anual estaban dentro del rango de 11,4 y 12,2 millones de sacos de 60 kilogramos, el resultado final estuvo dentro de las expectativas del gremio cafetero.

Si bien la caída experimentada por la producción supera el millón de sacos cuando se compara con 2007, se encuentra muy lejos de las proyecciones efectuadas por algunos expertos que vaticinaron niveles de cosecha del orden de los 10 millones de sacos.

Producción de Café 2000-2008
Según la Federación Nacional de Cafeteros, razones estructurales y coyunturales explican el comportamiento del año y permiten que sea catalogado como un período atípico para la caficultura colombiana. Entre los factores objetivos se encuentran las 211.000 hectáreas de café intervenidas entre 2006 y 2008 mediante los programas de renovación impulsados por la Federación, que si bien afectan la producción hoy, permitirán una mayor productividad futura, requisito fundamental para alcanzar la meta de 17 millones de sacos de producción en el 2014. Estos resultados han sido posibles gracias a la entrega de incentivos por renovación a 197.000 caficultores. Geográficamente el 53% de las áreas renovadas en el período 2006-2008 se concentra en los departamentos de Huila, Risaralda, Caldas y Antioquia.

Durante 2009, se espera renovar 105.000 hectáreas adicionales mediante los programas de competitividad y el programa PSF (Permanencia, Sostenibilidad y Futuro) para lo cual los caficultores podrán beneficiarse con incentivos de la Federación representados en la entrega gratuita de 100 gramos de fertilizante por cada planta renovada y con la condonación del 40% del capital adeudado y el 100% de los intereses bancarios al participar del programa de renovación de cafetales envejecidos.

Entre los factores coyunturales que explican la caída de la producción se encuentran la fuerte revaluación experimentada por el peso durante el primer semestre de 2008; el aumento exagerado en los precios de los fertilizantes explicado por los incrementos récord de las cotizaciones internacionales del petróleo, y el fuerte invierno que azotó el territorio nacional durante todo el año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?