| 3/11/2013 9:45:00 AM

Buscan una salida al paro en la U. Nacional

Esta vez el paro es adelantado por los trabajadores de la Universidad, que buscan un incremento salarial.

El viceministro de Trabajo, José Noé Ríos, se reúne este lunes con las directivas de la Universidad Nacional y los trabajadores del alma máter, quienes ya completan más de 20 días en paro. El funcionario del Gobierno buscará una salida concertada al conflicto que no ha permitido el desarrollo de las clases. 

El Viceministro dijo que espera que “en horas de la tarde estén ellos sentados con las directivas de la Universidad para sacar el tema adelante”. Además señaló que intentará que haya una sola negociación, independiente de la cantidad de trabajadores o sindicatos que hayan presentado pliego de peticiones. 

Los empleados de la Universidad Nacional están pidiendo un reajuste salarial desde noviembre. Los funcionarios están reclamando un incremento de 30% en los salarios, pues aseguran que desde hace 17 años se les aumenta significativamente el sueldo. 

“Yo estoy optimista y espero que la experiencia de José Noé Ríos en este tipo de negociaciones sirva para levantar los bloqueos en las sedes de Bogotá y Palmira”, afirmó el rector de la Universidad, Ignacio Mantilla.

El vicerrector de la Nacional, Jorge Iván Bula, había advertido en días pasados que de no lograrse a un acuerdo antes de Semana Santa, se cancelaría el semestre en la Universidad. Además había afirmado que no se cuenta con el presupuesto suficiente para incrementar los salarios en un30%. 

Además del Viceministro, en la reunión participan el rector de la Universidad, Ignacio Mantilla; Fernando Jiménez, director nacional de Presupuesto; y los representantes de los trabajadores de la Universidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?