Opinión

  • | 2014/05/12 00:00

    Millenials: ¿Amenaza o productividad?

    La Generación Y (nacidos entre 1982 y 2002) actualmente representa el mayor número de personas jóvenes en la historia de la humanidad. Opinión de Maria Alejandra Gonzalez-Perez.*

COMPARTIR

Sus características (flexibilidad, autonomía, consciencia social e inmediatez) aunque generan confrontaciones laborales, son una fuente de alta productividad para las empresas.

Neil Howe y William Strauss en su libro “Millenials Rising: The Next Great Generation”, definen una generación como un grupo social nacido en un tiempo equivalente a la vida de un individuo desde su nacimiento hasta llegar a la adultez. Es decir, una generación corresponde a un periodo más o menos de 20 años. La Generación Y, o Millenials como también se les conoce, son la generación número 18 desde el descubrimiento de América.

Según estos autores aseguran que pertenecer a una generación o a otra afecta las actitudes acerca de la familia, la política, los roles de género, la religión, los estilos de vida, y el futuro; y la clasificación generacional se hace de acuerdo a observaciones de patrones de creencias comunes, normas sociales, comportamientos, y contextos (históricos, sociales, políticos y económicos). De acuerdo a Howe y Strauss, una persona se identifica (o se confronta) con los rasgos característicos de una generación generalmente después de la universidad, o al iniciar la vida laboral cuando auto-determina si se ajusta o no a la generación rigente.

El término Millenials fue usado por primera vez en 1987 por Howe y Strauss, y en el año1997 la agencia de publicidad y mercadeo Advertising Age fueron pioneros en utilizar el término Generación Y. Los Millenials o Generación Y, son personas nacidas entre 1982 y el 2002 (algunos autores dicen que entre 1978 y 1997). Esta generación ha recibido otros nombres como son: Generación Prozac, Generation Whatever, “Don’t Label Us”, Generation Y (o Why), Generation.com, Generación Tech, Generación Net, Generación XX, Echo Boom, Generación 2000, Y2Kids, Cyberkids, Generación Hacer o Morir (Do-or-Die Generation), Wannabees, Sub 30, entre otros.

Las generaciones inmediatamente anteriores al grupo de Millenials son la Generación X (nacidos entre 1961 y 1981), Baby boomers (nacidos en la postguerra entre 1943 y 1960), y la Generación silenciosa (nacidos entre 1925 y 1942).

Actualmente la población correspondiente a la Generación Y, representa mayor número de personas jóvenes en la historia de la humanidad, y cuenta con características demográficas sin precedentes en la historia. Nunca antes una generación había tenido tanto poder adquisitivo y oportunidades de consumo material y de servicios, y mayor acceso a educación. Son nativos en el mundo digital, tienen orientación natural al emprendimiento y a las redes sociales. Se consideran éticamente más consecuentes, explicado esto al haber crecido con campañas de concientización de los efectos del cigarrillo, de reciclaje, del uso agua, riesgos de extinción de animales, rechazo a la corrupción y a las diferentes formas de discriminación en todos los ámbitos por estar consciente de sus efectos. Tienen una mayor apertura a la diversidad laboral, familiar, posiciones políticas, etc.

Además de esto, se considera la generación con más afinidad de valores con sus padres (pertenecientes a la generación X), incluso más que cualquier generación anterior. Razón por la cual encuentran en su hogar y en su familia una zona de confort.

Se caracterizan también por una orientación al logro constante y una necesidad de retroalimentación y estímulos inmediatos. Son una generación considerada como de alto mantenimiento (high maintanance). Han crecido siendo observados y supervisados (padres, profesores, familiares, niñeros, psicólogos, nutricionistas, cámaras, etc.), y esto se refleja ahora en la vida laboral, en donde no tienen dificultades siguiendo reglas, pero requieren atención constante. Crecieron con derechos incluidos en las políticas públicas, y conscientes (y demandantes) de sus derechos en la sociedad.

Son planeadores, pero poseen sentido de urgencia e inmediatez. Necesitan adrenalina, independencia, flexibilidad, tienen un sobresaliente habilidad a de adaptación a nuevas personas, proyectos y ambientes laborales. Su orientación emprendedora es demostrada por su capacidad de crear empresa, y de idear nuevos negocios dentro de las organizaciones donde trabajan. Para ellos, la responsabilidad social y ambiental es percibida como un imperativo empresarial, y más importante que la estabilidad laboral es tener un propósito. Por esto, con frecuencia participan en actividades de voluntariado en su tiempo libre, y son centrados en la comunidad y la renovación física.

Dada a todas estas características mencionadas, la generación Y puede considerarse una generación perfecta, y esto significa amenazas y genera choques con la generación ultra X. Para poder liderar exitosamente empleados de la generación Y, se requieren gerentes que aprendan de las capacidades (e intereses) de sus empleados sub 30 rápidamente, les ofrezcan nuevos retos y los lleven a límites. Estos gerentes requeridos de debe simultáneamente ser flexibles para aprender a motivar basándose en “ensayo y error”; y al mismo tiempo deben tener consciencia que los Millenials necesitan no solo direcciones claras, apoyo gerencial, y retroalimentación constante también necesitan libertad y flexibilidad; ya que High Maintenance puede orientarse hacia alta productividad.

Para poder retener los buenos empleados de la generación Y, se requiere diseñar programas de entrenamiento adecuados que permitan generar retos y posibilidades de ascenso laboral. Se debe dar retroalimentación inmediata y constructiva, y contar con un programa de incentivos y un ambiente laboral basado en únicamente en resultados (Results-Only Work Environment (ROWE)).

Lograr un ROWE y un ambiente que motive y focalice las características de los Millenials implica actualización de políticas y flexibilización: horarios, lugares de trabajo, y opciones transparentes de carreras dentro de la organización. Facilitar un ROWE en las organizaciones, no solo significa centrarse en las nuevas generaciones, sino ofrecer oportunidades alternativas a los empleados y gerentes de la generación X (y baby boomers en algunos casos).


* (PhD), Profesora Titular de la Escuela de Administración, Universidad EAFIT.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?