Opinión

  • | 2015/10/14 05:00

    Cómo construir el legado de su empresa a partir de valores familiares

    Usted puede hacer que su empresa perdure por muchas generaciones, gestionando los 10 valores que han mantenido las familias empresarias milenarias.

COMPARTIR

Desde que iniciamos este especial hemos querido transmitir a nuestros lectores la forma en que los fundadores, independientemente del tamaño de sus empresas, las puedan fortalecer para que perduren de generación en generación, no sólo como un sustento económico de su familia, sino para toda la sociedad en general, al ser la empresa familiar la espina dorsal de casi todas las economías del mundo. En el segundo artículo, abordamos el tema de escribir la historia familiar a partir de sus aciertos, pero también de sus desaciertos como medio de enseñanza.

En este tercer artículo hablaremos de la construcción de los valores familiares como la substancia de todo legado. El legado es la transmisión de diferentes aspectos a las siguientes generaciones, pero tal vez el principal son los valores con los que una familia se ha hecho fuerte. Hemos aprendido de las familias empresarias milenarias, que lo que las ha mantenido unidas han sido los valores, el ser una familia, no varios núcleos familiares con diferentes valores  que es lo que más prevalece en nuestro entorno latinoamericano “el que se casa quiere casa” tema que poco a poco ha venido haciendo de la empresa familiar una cultura de ramas familiares y no la de una dinastía familiar capaz de trascender de generación en generación. Los siguientes son los valores que han sido imperativos a la hora de construir un legado:

1. Somos una familia

Se es una familia cuando se involucra a todos incluyendo a los familiares políticos en la construcción de una dinastía familiar, se establecen los valores de todos y se van incorporando nuevos. La experiencia me ha dicho que en Latinoamérica existen algunos especialistas en empresa “familiar” que aconsejan de una manera irresponsable tratar a los familiares políticos como si no fueran de la familia suelen decir: “Nada peor que un yerno con iniciativa”. Las investigaciones han arrojado que la práctica de excluirlos, por ejemplo de los consejos de familia y/o asambleas familiares, ha distanciado las familias en vez de unirlas, que es el propósito de un asesor. Si estamos incluidos y somos miembros de una misma familia y compartimos unos valores mínimos, no existe razón por la cual nos tengamos que separar o dividir. No se debe confundir el ser parte de una familia con ser dueño de la propiedad.

2. Unidad y Compromiso

La ventaja competitiva de las empresas familiares es la unidad de sus miembros. En la medida que se es un familia que comparte valores es más probable lograr la unidad, ésta se consigue teniendo prácticas de resolución de conflictos, de actividades compartidas, de apoyo a todos. El compromiso es la otra cara de la moneda para lograr el tan anhelado capital paciente de la empresa familiar, la familia debe generar prácticas de compromiso con sus empresas, tal como una reinversión adecuada, una formación como propietarios activos, participación en los órganos de gobierno. “Todos unidos bajo el mismo propósito nos hace invencibles”

3. Familiaridad

Gestionar la familia buscando tener el fin en la mente es lo que más se necesita en una familia empresaria, dedicarle tiempo formando, trasmitiendo, asistiendo a eventos, resolviendo los conflictos, manteniendo una actitud de construir en vez de destruir, desde lo positivo. “mantén el fin en la mente…la unidad, que si lo tienes allí siempre tenderas a ser más familiar”

4. Propiedad Familiar

Lo más difícil para los latinos es entender que aunque nuestra ley civil divide el patrimonio porque ésta promueve los herederos forzosos, haciendo que todos los hijos tengan derecho por igual a los bienes, esto resulta nocivo en una empresa familiar porque al final algunos venderán, otros comprarán y se dividirá la familia y los patrimonios. Las verdaderas dinastías familiares son las que hacen de las siguientes generaciones beneficiarios y no dueños “Este patrimonio no es suyo, es de la familia, para esta y las siguientes generaciones, Ud. lo tiene que hacer crecer y con ese resultado Ud. Puede usufructuarlo y  disfrutarlo.”

5. Honestidad

Las familias que logran superar los secretos pasan con éxito a la siguiente generación, la transparencia en todo desde los aspectos familiares hasta los empresariales,  “La única forma de enseñar es con el ejemplo”

6. Excelencia

 El mérito en todo lo que se realice es fundamental en la familia empresaria, un trabajo bien hecho, a la altura, es indispensable en todos los ámbitos, tanto en la empresa, como en la familia y en la propiedad. “Un trabajo bien hecho desde la primera vez”

7. Laboriosidad

Las familias que realmente lo han hecho bien no dejan de trabajar, es imprescindible el toque familiar, salvo que no se tengan las capacidades, el trabajo dentro de la empresa ha demostrado generación de riqueza. “El ojo del amo engorda el ganado”

8. Iniciativa

Las familias empresarias son eso empresarias por lo tanto la iniciativa, la creación de nuevos negocios, pasar de mono-negocio a multi-negocio es crítico para las siguientes generaciones, es tener espacio y desarrollo propio, fomentar el emprendimiento desde pequeños es una clave del éxito. “Sólo dos de cada diez iniciativas salen bien”.

9. Sencillez

Los miembros de las familias empresarias suelen mejorar sus ingresos de generación en generación no por ello se debe perder de la mente de dónde se viene, las personas que logran mantener su sencillez pueden comunicarse a todo nivel desde el más alto hasta el más humilde de sus empleados y ese espacio de comunicación logra mantener esa lealtad tan fundamental en la empresa familiar. “Nunca se olvide de dónde se viene, la riqueza no lo hace a uno ni mejor ni peor persona”

10. Austeridad

Igualmente acompañado de la sencillez debe venir la austeridad, las familias milenarias han logrado que su riqueza cambie en mucho sus hábitos de consumo, mantener los costos y gastos bajos a un nivel apropiado ha sido clave del éxito en las familias empresarias. “Una familia austera sabe pasar cualquier adversidad”

Con estos pocos valores pero importantes queremos trasmitir lo que se ha aprendido de las dinastías familiares y que usted como empresario puede seguir practicando o porque no, iniciar para que su legado perdure.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?