Opinión

  • | 2015/07/15 05:00

    ¡Desconectemos los cables de los negocios!

    La evolución digital ha impactado el modelo de nogocios de las empresas. Cada vez habrán más ususarios en la red que demandarán mejores plataformas y servicios de las compañías. ¿Cómo deben evolucionar los negocios?

COMPARTIR

La transformación digital, la adopción e implementación de tecnologías junto con modelos de negocios digitales -que cuentan con un alto componente de trabajo en la nube y en entornos móviles- han venido impactando la capacidad de las compañías para adaptarse a nuevas necesidades y entornos productivos en TI.

De acuerdo con el Visual Networking Index, el tráfico de internet crecerá tres veces entre 2014 y 2019, con nuevos dispositivos conectados a la red –que cada día cuentan con más y nuevas aplicaciones– y el requerimiento de los usuarios que buscan conectividad en todo momento, en todo lugar.

Esta situación representa un verdadero desafío para las organizaciones que buscan enfrentar la demanda a través de infraestructura, lo suficientemente robusta como para contrarrestar un panorama lleno de retos como el volumen de datos, la velocidad, sumado con la movilidad. En este escenario, las redes wifi de alta velocidad, por primera vez en la historia, serán más rápidas y estables que las conexiones cableadas (estándar 802.11ac Wave 2), lo que nos proporcionará entornos de seguridad que respondan a estas nuevas tendencias.

Y es que Colombia tiene entonces un desafío adicional importante en este sentido, puesto que su competitividad en diferentes sectores y verticales de la economía depende ahora no solo de aspectos como la mano de obra y las instalaciones físicas, sino en la tecnología, el software, el acceso, la conectividad, la capacidad de transferencia de información segura, la posibilidad de trabajar y moverse de manera simultánea, entre otros aspectos que entrarán a formar parte de los indicadores de productividad cada vez con mayor preponderancia.

Por esto, además es importante realizar implementaciones que tengan visión de futuro, escalables, mejorables y flexibles, puesto que hacer ajustes en pequeño tendrá como consecuencia una visión de corto plazo y mayores inversiones a largo plazo.

Otro de los puntos que debemos tener en cuenta es que las empresas que prestan servicios dirigidos al usuario final tienen un importante desafío para responder al aumento en el consumo de data, que recorre una marcada tendencia hacia la preferencia de contenidos de video, que aumenta en calidad y demanda de velocidad de manera permanente.

Todo esto pasará cada vez más en ausencia de conexiones cableadas, en un mundo donde la oficina está al alcance de la mano sin importar el momento o contexto en que se encuentre cada cual, siempre pudiendo ser oportuno y productivo en el momento adecuado, para ganar competitividad y capacidad de ser parte de un mundo que cada vez más carece de coordenadas para quienes se encuentran online. ¡En este camino estamos todos bienvenidos!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?