Opinión

  • | 2016/08/05 17:32

    Las empresas tecnológicas mandan

    La revolución tecnológica se ha tomado la cima de Wall Street, en donde Amazon y Facebook han entrado a ser parte de las cinco favoritas de la bolsa de Nueva York, logrando desplazar a los magnates del sector petrolero, automotriz y financiero.

COMPARTIR

El mundo empresarial se ha caracterizado por el enorme dinamismo que presenta en relación con la capitalización bursátil de las compañías.

A inicios del nuevo milenio, dentro del ranking de las 10 compañías más valorizadas del mundo solo aparecía Microsoft en representación de la industria tecnológica, superándole empresas tradicionales, pertenecientes al sector petrolero, automotriz y de consumo masivo. Luego de la crisis financiera de 2008  Google y Apple entraron en la clasificación el índice bursátil S&P 500, dejando al sector tecnológico en un excelente posicionamiento, y delineando la dinámica actual de la innovación como jalonadora del desarrollo tecnológico y por ende del fortalecimiento del valor agregado y del crecimiento de ingresos para las firmas.

Actualmente, el panorama empresarial continúa siendo prometedor para la industria tecnológica, pero al ranking se han sumado nuevos jugadores que le apuestan al comercio electrónico y a las redes sociales. Según el índice bursátil S&P 500, Amazon y Facebook se unieron al grupo de las cinco mejores compañías, superando a la petrolera Exxon Mobil. Los tres primeros lugares están ocupados por Apple, Alphabet (la matriz de Google) y Microsoft, dejando al sector tecnológico como el más valorizado a nivel mundial, con un valor combinado aproximado de US$2,3 billones.

La sorprendente caída de Exxon se debió, en esencia, al bajo nivel en los precios del crudo que llevó a la firma a tener una caída en sus resultados semestrales del 61,5%, correspondiente a un beneficio neto de solo US$3.510 millones.

Por su parte, Amazon ha superado todas las expectativas propuestas por varios analistas económicos, obteniendo ingresos por más de US$30.400 millones y una capitalización de US$366.000. Ello le dio lugar a su fundador, Jeff Bezos, para convertirse en el tercer hombre más rico del mundo según la revista Forbes, superado por Bill Gates y Amancio Ortega, fundador de Zara. Asimismo, los servicios premium que ofrece Amazon le permitió un aumento de sus acciones en un 50%, estrategia que le ha atribuido un consolidado crecimiento internacional.

Sin embargo, Facebook no se queda atrás. La red social más grande del mundo ha superado los US$ 362.000 millones de capitalización bursátil, dejando a su fundador con la séptima mayor fortuna del mundo. La red social revalorizó sus acciones en un 40% y elevó sus ingresos del tercer trimestre en un 60%, aportándole un beneficio aproximado de US$ 2.000 millones.

Sumando las cifras obtenidas por Amazon y Facebook, se obtiene un valor que supera, por mucho, a la capitalización actual de la General Electric (GE), que vale aproximadamente US$299.000 millones. Aunque la GE ha venido recuperándose de las pérdidas registradas el año pasado por US$1.360 millones, aún se mantiene en el límite del top 10 de Wall Street.

Es así como se va dando paso a toda una revolución tecnológica marcada por las nuevas tendencias y necesidades del mercado actual. El comercio electrónico es uno de los que más se ha destacado, por lo que no es extraño tener a la industria tecnológica liderando los primeros puestos de las mejores capitalizaciones mundiales, dejando atrás a compañías de sectores destacados tan solo hace unos años, como el petrolero y el financiero.

El conglomerado inversor Berkshire Hathaway, a cargo de Warren Buffet, ha visto fuertemente amenazada su posición dentro de la bolsa por Amazon, dado el índice tecnológico que registran los nuevos perfiles de los mercados. Sin embargo, el grupo de Zuckerberg y la firma de Bezos ya desbancaron a Buffet a nivel bursátil, dejando a su compañía con un valor aproximado de US$ 356.000 millones.

Es así como hoy día Wall Street cierra con ganancias gracias a los sólidos resultados de los gigantes tecnológicos. Los movimientos estratégicos a niveles corporativos atribuyen valor agregado a las compañías que buscan ampliar su participación en el mercado, diversificar su portafolio de inversiones, aumentar sus beneficios, y generar innovación y desarrollos apalancados en el know-how; en este caso, el sector tecnológico toma la delantera con las empresas más valorizadas en el mundo y destaca dentro de los sectores que más crecen y contribuyen en la economía mundial. La tendencia no parece que se revierta en el corto plazo y todo indica que este tipo de firmas llegaron para quedarse por un muy buen tiempo mandando como las empresas que más ingresos generan, y que más crecen a nivel mundial.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?