Opinión

  • | 2016/05/12 00:01

    La ciencia del cambio

    El cambio es el estado natural de las personas y/o organizaciones, el progreso es una decisión.

COMPARTIR

Se ha escrito y hablado mucho acerca del cambio, sin embargo lo que he podido concluir es que el cambio es el estado natural de las personas y de las organizaciones, todo cambia: las finanzas cambian, las relaciones cambian, las emociones cambian, el personal cambia y es justo desde este cambio que se conduce al progreso siempre y cuando sea enfrentado jugando a ganar.

A continuación relaciono las 7 fuerzas  de un concepto al que he llamado: la ciencia del cambio, entendiendo que todo cambio tiene como base la emoción y no la razón. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos pensado en que tenemos que cambiar en algo, sin embargo no lo hemos hecho, ¿qué le ha impedido cambiar? El dolor que le produce hacerlo y es justo desde este punto que busco mostrar el impacto que tiene la emoción en la acción de cambiar.

Para lograr cambiar se requiere que salga de la zona de confort, lugar donde la gente normal se siente totalmente segura.

1. Significado: ¿Qué significado tiene para usted el cambio?

En esta fuerza se encuentra su parte más espiritual, pues corresponde a su visión de la vida y visión de la compañía. ¿Qué significado tiene para usted el cambio? No responda por qué quiere cambiar, sino para qué quiere cambiar. ¿Qué busca en esencia con el cambio? Y desde esta fuerza responde: ¿en quién se va convertir si logra cambiar? Ò ¿en qué clase de compañía se va convertir su empresa si logra cambiar?

2. Valores del cambio: ¿Qué valora profundamente del cambio?

Esta fuerza está relacionada directamente con lo que para usted y/o empresa es importante en este momento y qué es lo que le da la energía suficiente para motivarse y emprender la acción que le conduzca al cambio: ¿Qué valora realmente? ¿Qué le motiva a cambiar? ¿Qué aspectos de su vida son satisfechos si logra cambiar? ¿Considera que si logra cambiar va a crecer como persona? ¿Qué tanto valor le da al cambio en su vida en todas sus dimensiones: financiero, emocional, en sus relaciones, en su salud?

3. Sus creencias: las tres creencias para lograr un cambio duradero

Esta fuerza hace referencia a las convicciones más profundas que tenemos como seres humanos. Recuerde que no existe una fuerza más poderosa que controle su comportamiento como la de sus creencias. ¿En qué cree? A continuación voy a relacionar las tres (3) creencias que debe tener toda persona y/o organización si buscan lograr un cambio duradero:

  • Hay algo que tiene que cambiar en mi ò hay algo que tiene que cambiar en mi compañía: este punto hace referencia al reconocimiento de su realidad y es justo desde ahí donde se puede lograr el cambio
  • Yo puedo cambiar: debe tener la certeza que lo puede lograr
  • Yo voy a cambiar: emprender la acción que conduzca al cambio de lo contrario serán solo deseos de cambiar 

4. Sus hábitos: ¿Cómo se debe comportar para lograr cambiar?

Esta fuerza hace referencia a cómo se comporta en las diferentes situaciones que se presentan. ¿Cómo enfrenta los cambios? Independientemente de cuáles sean estos, ¿los enfrenta con energía y vitalidad o por el contrario son un problema para su desarrollo? Desde casarse para después separarse, pasar de estar bien económicamente a estar sin un solo centavo o desde tener muy buena salud a de repente encontrarse enfermo; no importa cuál sea la situación, si se da cuenta son cambios en su vida y lo que debe analizar es cuál es su actitud en el momento en que se presenta un cambio: ¿Juega a ganar o a perder? ¿Los cambios son el final o el inicio? ¿Considera que la vida le está castigando o desafiando? ¿Qué tanta persistencia tiene para lograr cambiar? ¿Con cuanta energía enfrenta el proceso del cambio?

Espere parte II: La ciencia del cambio

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?